Política

VOTO ELECTRONICO / SANTORO Y UNA AGACHADA JODIDA A LARRETA

Leandro Santoro, débil, se arrodilló ante el poder del intendente de la ciudad de Buenos Aires. El voto electrónico fraudulento le garantiza al pro, en caso de caída de su máximo exponente, Maurcio Macri, la posibilidad de mantener la caja más importante del país, ya que la capital porteña tiene un presupuesto 20 veces mayor a la de cualquier provincia. 

Santoro sobre el nuevo Código Electoral de la Ciudad: “Si nosotros no votábamos íbamos a un voto electrónico. No hubo nada extraño”.

Consultado por Primereando las Noticias, el legislador porteño Leandro Santoro explicó por qué acompañó el nuevo Código Electoral votado en la Ciudad y respondió las críticas. “Lo que se considera ´Voto Electrónico’, es decir, realizar todo el proceso electoral de manera electrónica, eso no hubo ni va a haber en la Argentina”, sentenció.

Días atrás en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se aprobó el nuevo Código Electoral que contempla, entre otras cosas, la creación de un órgano electoral independiente, denominado Instituto de Gestión Electoral, a quien la Legislatura le delega la implementación de “tecnología electrónica” en el sistema de votación de la Ciudad. “Si nosotros impedíamos que se vote el nuevo Código, se votaba con la Ley de 2013, que es la Boleta Única Electrónica sin todas las garantías que hoy tenemos de auditoria y obligatoriedad de papel”, detalló.

Tras conocerse la noticia de que el proyecto fue aprobado con votos de la oposición, las redes sociales estallaron contra los legisladores que levantaron la mano a favor, aludiendo que gracias al nuevo Código se implementará el voto electrónico en la Ciudad que comanda el PRO.

Consultado por Primereando las Noticias, el legislador Leandro Santoro, explicó: “Lo que se considera en las redes sociales como ‘Voto Electrónico’, es decir, realizar todo el proceso electoral de manera electrónica, eso no hubo, ni va a haber en la Argentina”, subrayó. “Lo que sí hubo en el país y en la Ciudad de Buenos Aires a partir de una ley de 2013 es Boleta Única Electrónica”.

En ese sentido, el legislador detalló que “en el año 2013 se votó una ley que habilita la Boleta Única Electrónica. Esto se judicializo, la Justicia finalmente le dio la razón al Estado de la Ciudad y se utilizó el sistema en la elección de 2015 donde yo fui candidato a vicejefe de gobierno”, recordó. “Nosotros fuimos a la votación con esa Ley vigente, parece que la gente se olvida”, lanzó.

En el mismo tono, Santoro agregó que dentro del nuevo Código Electoral lograron aprobar un doble mecanismo de auditoría y recuento de votos: “Le agregamos procesos de auditoria y de fiscalización”, dijo al respecto.

Primero, explicó que con el sistema vigente a la hora de votar “te dan un cartón, con eso vas a la máquina, ahí ves todos los candidatos, a continuación, tocas el candidato que te gusta, la maquina imprime una boleta como la tradicional, y eso se mete en la urna como una elección normal” remarcó Santoro. “Eso no es voto electrónico”

A continuación, agregó que a partir de modificaciones que lograron introducir en la nueva Ley, se logró introducir la obligatoriedad del papel, y que, si a la hora del recuento de votos existe una diferencia entre lo que revela la máquina y lo que dice el conteo de las boletas, “Vale el papel. La última palabra siempre la tiene el papel”, aseguró Santoro.

En relación a un posible fraude electoral producto del uso de la tecnología en las elecciones porteñas, Santoro asegura que “es imposible hacer fraude”, aunque reconoce que con el sistema de Boleta Única Obligatoria se demostró que a través de un celular un tercero puede identificar el voto, pero no modificarlo. De todas formas, Santoro adelantó que “si el sistema que se va a implementar permite que el voto se descubra, ese sistema no puede correr, porque el voto es seguro, universal, obligatorio y secreto, y eso no se puede vulnerar”.

Sobre la creación del Instituto de Gestión Electoral, Santoro advirtió que el nuevo Instituto no define la tecnología. “Tiene que buscar el mejor medio posible para que se vote, que puede ser de papel, o electrónico”, selló. “El instituto tiene que proponer tecnología y permitir procesos de auditoria e impugnaciones a todas las organizaciones de la sociedad civil” agregó Santoro. “Por ejemplo, todos los compañeros que dicen que el sistema es vulnerable, 50 días antes de las elecciones los vamos a convocar para que prueben que es vulnerable. Si prueban que el sistema electrónico a utilizar resulta ser vulnerable, no se contrata y se judicializa”, detalló.

Acerca de la polémica generada en redes sociales, Santoro advirtió que “si nosotros no negociábamos el nuevo Código Electoral, salía el voto electrónico, que es la propuesta historia del PRO”, y agregó que en la Ciudad, el oficialismo “nos gana por 30 puntos, es muy infantil suponer que van a hacer esto para meter un concejal más, porque además este sistema es sólo para cargos locales, no nacionales”, disparó.

“Todo es delirante, todo es híper paranoico, y lo que no se entiende, y lo que más me preocupa resaltar, es desde donde negociamos nosotros. Porque no es que nosotros habilitamos el voto electrónico por primera vez, eso sí sería una traición. Esto ya estaba vigente, se aprobó en el 2013, se votó en 2015 con Boleta Única Obligatoria, es lo que estaba válido, la Justicia le dio la razón a Cambiemos, y si nosotros no votábamos íbamos a un voto electrónico. No hubo nada extraño”, concluyó.

PLN

 

También te puede interesar