Economía

VOLVIÓ EL CLIMA DE OPTIMISMO ELECTORAL A LA CASA ROSADA

En Cambiemos levantó el ánimo las últimas encuestas. Optimismo por la confirmación de Cristina candidata y la dispersión del peronismo.

Por Liliana Franco
“Estamos mucho mejor”, comentaba un allegado al entorno presidencial en referencia a las últimas encuestas que demuestran que Cambiemos mejoró su situación. Tal como estimaron desde un primer momento en la Casa Rosada la fórmula Fernández-Fernández no los afectó mayormente y, además, la estabilidad económica está aportando lo suyo, afirman.

Siguiendo con la esta visión optimista están conformes del resultado de la Convención Radical “salió tal cual lo esperábamos”, aseveran. Además, para el gobierno que Roberto Lavagna se haya distanciado de Alternativa Federal preanuncia el escenario esperado. “Cuanto más dividida esté la oferta más nos beneficiamos”, explican.

En algún momento se temió que la figura del ex ministro de Economía pudiera aglutinar parte del peronismo, un sector del radicalismo disconforme con Cambiemos y a una parte de los votantes de Macri que hoy se sienten defraudados. Pero, esta opción junto con la de Alternativa Federal se va debilitando como alternativas electorales, según creen en el entorno presidencial.

Es más, la mirada de la Rosada está atenta a la Convención que hoy lleva a cabo Alternativa Federal. En este sentido, las apuestas están dividas entre quienes creen que Sergio Massa se unirá al kirchnerismo y aquellos que creen que permanecerá en su espacio. Aunque, cualquiera sea la definición que tome el ex intendente de Tigre el resultado para el gobierno creen no les será perjudicial.

En la intimidad del macrismo hay convicción de que finalmente la mayoría de los argentinos optaran por el “cambio” y acompañarán una segunda gestión de Cambiemos. Este optimismo se basa no tanto en las encuestas sino en la convicción de que “la gente no quiere volver al pasado” que según, señalan, implica “un país corrupto, sin respeto a las instituciones, con restricciones a la libertad no solo económica” al tiempo que enumeran la lista de obras públicas que el gobierno de Macri llevo a cabo “y además a un costo muy inferior al pasado”, recuerdan haciendo referencia a la corrupción de la gestión kirchnerista.

Sin embargo, no todos en el gobierno se sienten tan confiados de que la mayoría de los argentinos apoyara “el cambio” es más aclaran “a muchos este cambio los perjudico”, acotan. “No será fácil que aquellos que no llegan a fin de mes o peor aún que perdieron su empleo o su comercio se entusiasmen por votar nuevamente a Cambiemos”.

Si bien el gobierno se explica que las dificultades económicas que hoy enfrentan el país es el único “camino” para que en un futuro el país pueda crecer, este enunciado, resulta poco atractivo electoralmente. “La gente siempre vota buscando un cambio pero para estar mejor” confiesa algunos allegados al entorno presidencial.

En este sentido, los más optimistas explican que la “situación económica estará mejor especialmente en octubre”, admitiendo que quizás el resultado de las PASO puede ser que no les resulte tan favorable. Las encuestas que se manejan muestran diferencias a favor y en contra pero con márgenes pequeños según señalan en el entorno presidencial.

En el entorno del candidato Alberto Fernández, sin embargo, tienen datos donde se ve que la brecha a favor del kirchnerismo es bastante importante (hablan hasta de casi 7 puntos a favor).

Quizás en este marco se comprenden las declaraciones de Jaime Durán Barba cuando, si bien afirmó que Macri busca su reelección, dejó la puerta abierta a que el presidente «es realista» y por tanto si las encuestas no dan bien y «piensa que su candidatura no es buena, no tendrá problemas para renunciar», aseguró el asesor de campaña.

En la Casa Rosada no creen que el proceso electoral vaya a ser fácil pero confían que “el miedo a Cristina” les jugará a favor. “Cuando Cristina y su entorno empiecen a mostrar lo que son, la violencia, eso nos ayudará», afirmó Durán Barba y este es el pensamiento imperante en el entorno presidencial.

A pesar de estas afirmaciones en el núcleo duro del macrismo descartan la posibilidad de que Macri se baje de la candidatura y apuestan más a “sorprender con la elección del vicepresidente”. Este tema aún no está cerrado, si bien el perfil que priorizan es el de la “lealtad” algo que el propio Macri destaca de Gabriela Michetti puede ser que este cargo sea ofrecido a un extra partidario. Los nombres van de Martín Lousteu, Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto, etc., aunque el ánimo del entorno presidencial sería mantener el cargo para uno propio. Las encuestas terminaran resolviendo el dilema, confiesan.

Si bien para el entorno presidencial la fórmula de Alberto Fernández y CFK no les afectaría demasiado aunque estiman que la situación en la provincia de Buenos Aires es más complicada. “Axel es un buen candidato” admiten y los datos que manejan coinciden con el kirchnerismo en el sentido de que el ex economista lidera la intención de voto.

En este punto, si Sergio Massa decide finalmente pasarse al kirchnerismo arrastraría intendentes y legisladores que hoy ya vienen reclamándole el pasarse a este espacio político.

La gobernadora tiene un doble trabajo el convencer que su gestión “ha hecho mucho en mejorar la calidad de vida de los bonaerenses” a través de obras públicas, la lucha contra el narcotráfico e insistir que “lo que se hace en materia económica a la larga será beneficioso”. Pero, se enfrenta en sus visitas con la realidad de que la plata no alcanza para el día a día o lo que es aún peor con desocupados recientes que no encuentra ni siquiera el hacer alguna changa. Aun con este contexto tan adverso su imagen sigue siendo buena y será una contrincante de peso, por esta razón, es que la idea de que lidere la fórmula presidencial sigue dando vueltas.

En tanto, en las filas del entorno de FF-CFK sostienen que si Macri se bajase de la candidatura obligaría al candidato elegido a pasarse la campaña explicando dicha decisión “como harán para evitar no reconocer el fracaso de la gestión” afirman. Por esta causa es que piensa que Macri será el candidato al que creen que le ganarán (incluso en primera vuelta).

Como se ve el optimismo reina en el entorno de ambos candidatos así como el desánimo caracteriza a Alternativa Federal y a Consenso 19.

También te puede interesar