Economía

VOLVIÓ AL PAÍS EN 2005, PERO LAS POLÍTICAS DE CAMBIEMOS LO EMPUJARON AL CIERRE DE SU EMPRESA

Una empresa mayorista de productos químicos decidió cerrar sus puertas, víctima de numerosos robos y un incendio sospechoso. Las constantes trabas que le impuso el municipio de General Pueyrredón, la empujaron a su cierre. “Este cierre se lo dedico a toda la Municipalidad de General Pueryrredon”, expresó con ironía su dueño.

Robos, un incendio sospechoso y palos en la rueda por parte de la municipalidad. Todo eso llevó a que una empresa marplatense decida cerrar y radicarse en España. “Se lo dedico a toda la municipalidad de General Pueyrredón”, se descargó su dueño.

Se trata de Slim Comercial, una empresa mayorista de productos químicos, que se radicó en el país en 2005 luego de que su dueño escapara de la crisis. La reactivación de la economía convenció a Martín Merino, uno de sus dueños, a volver a apostar en Argentina, pero la actual crisis terminó por quitarles esas ilusiones.

“Lamentablemente me veo obligado a tomar una decisión que no quería tomar. Estamos cerrando las puertas de Slim después de muchos años y sacrificio”, se expresó Merino, anunciando el cierre definitivo.

La empresa había sufrido varios robos y uno de sus galpones sufrió un feroz incendio del cual se sospecha que fue intencional. De hecho, a partir de las pruebas recolectadas, el empresario comenzó a recibir amenazas. Poco tiempo de haber radicado la denunciado, sus padres fueron asaltados en su casa.

Todo eso hizo que Martín y su familia tomaran la dura decisión de irse a España, mientras la empresa funcionaba a través de socios de confianza. Sin embargo, la crisis y las trabas que le impuso –una y otra vez- la municipalidad que dirige Carlos Arroyo, terminaron por convencerlo de cerrar para siempre las puertas de la fábrica.

“Pagué miles y miles de pesos para poder habilitar el negocio y siempre falta algo. A pesar del incendio, de los robos y de todo, nunca alguien de la Municipalidad se acercó a ver mi situación. Solo vinieron a pedirnos más plata y a exigir más obras, siempre faltaba algo”, manifestó con broma Merino.

“Este cierre se lo dedico a toda la Municipalidad de General Pueryrredon. Muchas gracias por todo el apoyo. El día que se den cuenta de que los que aportamos y pagamos impuestos no lo puedan hacer díganme, ¿de dónde van a cobrar esas regalías? Digo regalías porque sueldo es para los que trabajan”, agregó, indignado.

Fuente: EN ORSAI

También te puede interesar