Economía

TIERRA ARRASADA ENTRE LOS SECTORES MÁS POBRES

Las canastas de pobreza e indigencia subieron 3,7 en enero y acumulan una suba de 55,8 por ciento en doce meses.
El Indec estimó así que una pareja joven con hijos de 6 y 8 años necesitó 26.442,9 pesos para superar el umbral de pobreza monetaria y 10.577,2 pesos para alimentarse y no ser considerada indigente. Los datos anticipan la suba de la pobreza que se difundirá en marzo.

Las canastas de alimentos y servicios elaboradas por el Indec para estimar la pobreza e indigencia escalaron 3,7 por ciento en enero y acumulan un aumento de 55,8 por ciento en doce meses. El organismo estadístico estimó así que una pareja joven con hijos de 6 y 8 años necesitó 26.442,9 pesos para superar el umbral de pobreza monetaria y 10.577,2 pesos para alimentarse y no ser considerados indigentes para las estadísticas. La profunda recesión inducida por el programa de austeridad obligó al presidente Mauricio Macri a anticipar que el año pasado aumentó la pobreza. Los datos oficiales serán publicados dentro de un mes pero la combinación de un incremento en la valorización de las canastas para enero con una elevada inflación, destrucción de empleo y deterioro de los ingresos salariales, permite anticipar que los niveles de pobreza monetaria continuaron en ascenso al iniciar 2019.

A la espera de un salto en los niveles de pobreza para el segundo semestre de 2018, los voceros oficiales comenzaron a abrir el paraguas: “Ya lo dijo el Presidente, con el impacto de la inflación y de algunas medidas económicas, claramente el próximo puede ser un índice que dé un poco peor que el ultimo que se anunció”, dijo dos semanas atrás la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley. Las cifras publicadas ayer muestran que un hogar compuesto por una mujer de 35 años, su hijo de 18 años y su madre de 61 años, requirió en enero 21.051,6 pesos para no caer en la pobreza y 8420,6 pesos para no ser considerado indigente. El umbral de pobreza para una familia de cinco integrantes, constituida por un varón y una mujer, ambos de 30 años, y tres hijos de 5, 3 y 1 año alcanzó, por su parte, los 27.812,1 pesos en enero mientras que el valor de la canasta básica alimentaria fue de 11.124,8 pesos. En ningún caso de los hogares contemplados por el Indec se contempla el pago de un alquiler.

El Indec difundirá el dato semestral de pobreza a fines de marzo. Las cifras sobre ingresos y precios difundidas hasta la fecha permiten, sin embargo, anticipar que el año pasado 2,5 millones de personas en todo el país pasaron a ser pobres en términos de su ingreso monetario. Las estimaciones realizadas por el sociólogo y especialista en estadísticas sociales, Diego Born, en base al recorrido de los salarios, jubilaciones y empleo frente a los precios de las canastas indican que el nivel de pobreza osciló entre 33 y 33,5 por ciento durante el cuarto trimestre de 2018. Las cifras marcan un incremento frente a la tasa de pobreza de 26,3 por ciento estimada por el Indec para el mismo período de 2017.

“Vamos a esperar los números que dé el Indec y en ese momento, como hacemos siempre, explicaremos qué es lo que pasó y cómo vamos a seguir trabajando. El año pasado, a raíz de una inflación un poco más alta de la esperada, priorizamos estar al lado de las familias”, anticipó Stanley a comienzos de mes. La inflación alcanzó el 2,9 por ciento en enero impulsada por alimentos y bebidas, servicios públicos, comunicación y turismo. Con el renovado impulso en los precios, la comparación interanual marca un incremento de 49,3 por ciento, el más elevado desde enero de 1992. En alimentos y bebidas, que compone el centro de la canasta básica, el aumento de los precios en los últimos doce meses fue del 53 por ciento, lo cual explica el fuerte aumento de los indicadores de pobreza e indigencia en la última parte del año pasado. La inercia inflacionaria de 2018, junto a los aumentos de costos derivados de la devaluación que todavía no se trasladaron a los precios minoristas así como los aumentos de servicios públicos determinan que la expectativa de inflación para este año no baje de 30 por ciento.

Los datos difundidos por el Indec se suman a las estimaciones publicadas anteayer por la Dirección de Estadísticas y Censos porteña que marcaron un aumento de 50,9 por ciento en doce meses para la línea de pobreza y una escalada de 52,8 por ciento en la referencia utilizada para establecer el umbral de la indigencia. Las últimas estimaciones oficiales disponibles mostraron que uno de cada cinco porteños era pobre. Las cifras correspondientes al tercer trimestre de 2018 equivalen a 639 mil individuos con ingresos por debajo de la línea de la pobreza.

Fuente: Pagina 12

También te puede interesar