Destacados

TESTIMONIO DE EMPLEADA COMPROMETE A FERREYRA: “ACOSO Y PERSECUCIÓN”

Estos días circuló por la redes sociales un descargo de persecución y acoso laboral sufrido por Eliza Avellaneda, empleada del registro civil de la capital jujeña, en el cual expuso los malos tratos recibidos por parte del exdirector de la institución. Lo tituló “RESPUESTA: La razón de mi dolor”.

RESPUESTA: LA RAZON DE MI DOLOR

Muchos me preguntan que paso con Ferreira, les voy a contar, pero antes quiero decirles a las mujeres que se abstengan de hacer comentarios si realmente creen que nosotras tenemos derechos y a los hombres que seguramente algo van a agregar por el hecho de ser hombres, que se abstengan porque nacieron de una mujer

Yo sufrí desde el primero momento que llegó Ferreira al Registro Civil y esta es la historia,
Cuando llega Ferreira al Registro Civil pasó por todas lasoficinas conociendo al personal, recuerdo que se detuvo en mi persona, para preguntarme que tal el día y desde alli comenzó a llamarme todos los días a las 12.30 a su oficina, entre las conversaciones siempre salía a la luz el ofrecimiento de ocupar un lugar, osea el quería meterme a toda costa en algún lado y a lo cual yo le respondía que donde el me ubicara estaría bien porque mi objetivo era trabajar nada mas, pero seguía llamandome por teléfono cada día a las 12.30, o sea media hora antes de salir, yo entraba a su despacho y una mujer se da cuenta cuando un hombre te mira con otras intenciones, llego un momento que sonaba el teléfono y mis compañeras me cargaban… Elisa Avellaneda, a la dirección, llegó un momento que me invito a tomar un café en la tarde en el registro Civil a puertas cerradas para supuestamente acordar el puesto que me daría, pero yo no asistí y al otro día estaba muy molesto, cuando le respondí que el podría ser mi padre se enfurecio y me dijo que me vaya de la oficina, desde allí comenzó la persecución durante todos estos años que estuvo en el Registro Civil, y todo comenzó por la denuncia que hice en la Dirección de Personal, a la cual NUNCA tuve respuesta, derechos Humanos no me dio respuestas, el gremio de UPCN no me dio respuestas, el gobernador Fellner no me dio respuestas, un montón de amigos políticos no me dieron respuesta, hablé con el Dr. Recupero en Personal de la provincia y me dijo que era difícil probar un acoso, no les parece a ustedes que persecución y acoso es que te saquen de tu lugar de trabajo??, que te manden a entregar solo numeros, que no te dejen capacitar, que no te den una transferencia, que te quiten el abono mensual obligándome a pagar mi viaje todos los días desde El Carmen a San Salvador de Jujuy, que te hagan descontar los días, que te manden a junta medica sin justificación alguna, que te manden la junta médica a tu propia casa!!!, que le digan a tu jefa que escriba informes en contra tuyo??, que te nieguen y te quiten las vacaciones, que te nieguen el retiro voluntario!!, que te niegue vacaciones por razones particulares sin goce de haberes haciéndote quedar como una vaga ante todos tus compañeros, no les parece acoso y persecución que no me haya respondido una nota en todos estos años, una nota!! no les parece persecución que en una entrega de medallas por los 25 años de servicio donde siempre se entregan por abecedario empiecen de atrás hacia adelante porque mi apellido es Avellaneda???? Y porqué!! porque no quise sentarme en la falda de mi jefe, no quise tomar un café, no quise ser seducida por mi superior??

Todo esto lo viví y siempre tuve vergüenza de contarlo, pero es tanta la impotencia de todos estos años que sufrí yo y también mis hijas porque una de ellas tuvo que dejar de estudiar porque no podía costear sus estudios, cuando yo llegaba a mi casa luego de haber pasado una mala mañana me tiraba a llorar, lloré por mucho tiempo, este maltratator me hizo sufrir durante años, mucho tiempo hasta el punto de no querer ir a trabajar, hasta el punto de enfermarme, porque mi trabajo se había convertido en un calvario, si ustedes hubiesen vivido una semana lo que yo viví estos años y si se pusiesen en mi lugar un segundo, el odio sería inmenso, pero no tengo odio, tengo dolor, no pueden existir personas o funcionarios que se ensañen con una mujer de esa manera, hasta el punto de decirte que donde yo vaya él iba a saber todos mis movimientos, y decirme que nunca me iba a dar la posibilidad de progresar por haberlo denunciado en la dirección de Personal, y con esto que yo digo, quiza algunas otras compañeras se animen a decir algo de este hipócrita , de este moralista que ahora lo veo que quiere ser gobernador y se me revuelve el estomago de recordar lo que me hizo, y lamento que Adrián Mendieta sea su candidato a vicegobernador porque él conoce bien lo que sufrí con Ferreira
Este hombre que se presenta como honesto, es un maltratador y un perseguidor en el registro y fui testigo y muchas compañeras se fueron del registro o el las echó porque siempre lo ponían en su lugar cuando él venía prepotente con sus pretensiones, se comportaba como un intocable y lo decía, que a él nadie le podía decir lo que debía o no debía hacer, no sé si ustedes creerán o no, la verdad no me interesa, sólo se que viví un martirio y el día que se fue, para mi fue el día más agradable de mi vida, puedo seguir trabajando donde estoy y quizás haciendo lo mismo, pero siempre será agradable saber que él no está y como dije al principio, seguramente alguien va a sacar un escrito o va a decir algo en contra mía, porque lo tienen que defender porque ahora es un candidato, un candidato que no puede ocupar ese lugar que pretende, porque no está capacitado, un tipo que le teníamos que rogar que nos de tiner para limpiarnos la tinta de los dedos, primero tendría que ir a un psicólogo porque creo que él también debe tener hijas mujeres y no le gustaría que un hombre haga con su hija o con su nieta que él hizo conmigo, o capaz que le gusta que un hombre la hostigue a las hijas, no sé, por supuesto él tiene los medios y al presidente del partido que seguramente saldrá por su diario diciendo cosas sin conocerme, pero si se trata de trabajo les puedo enseñar a cualquiera, porque gracias a Dios trabajo desde los 7 años y eso lo pueden decir las personas que me quieren bien porque saben como soy…

Tenía que sacarme este dolor, después de tantos años, quizas se pregunten porque ahora,creo que por el hecho de ser una persona conocida en El Carmen y otros lugares me llevo a silenciar todo esto y enfocarme en lo que me gusta hacer, trabajar por el prójimo, y bueno esta es mi respuesta a todos los que me preguntan porqué no lo quiero al Julio ferreyra, es más: tengo las pruebas de los escritos, de las notas, de las denuncias

Ya tienen la respuesta, no me pregunten mas. OK.

 

Fuente: minuto jujuy

También te puede interesar