Política

TENSIÓN EN CAMBIEMOS POR LAS PRIMARIAS

De gira en Asia junto a la comitiva presidencial, Lousteau volvió a pedir que el Gobierno deje participar a la UCR, lo que despertó el enojo del macrismo. El intendente de Córdoba reveló que fue presionado para bajar su candidatura a gobernador.

El conflicto interno de Cambiemos sigue subiendo, al ritmo del dólar y de la temperatura. La declaraciones de Martín Lousteau, de gira junto a Mauricio Macri en India y Vietnam, provocaron un fuerte enojo en el PRO. Sin terminar de confirmar su candidatura, el ex ministro de Economía volvió a pedir que el radicalismo se presente en las PASO para expresar las “diferencias” que existen en la alianza de Gobierno. Ayer se sumó además la voz de Ernesto Sanz, el ex senador y ex presidente de la UCR, uno de los socios fundadores de Cambiemos, que también pidió que se habilite la competencia interna tal como ocurrió en 2015. “Es importante que se amplíe la oferta dentro del electorado”, manifestó Sanz en declaraciones radiales, en la misma línea que ya se habían pronunciado Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza y titular del Comité Nacional y el ex diputado Ricardo Alfonsín, entre otros. El intendente de Córdoba, Ramón Mestre, reveló incluso que recibió presiones del ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, para bajar su postulación y beneficiar a Mario Negri.

La estrategia delineada por Peña para evitar que haya más de un candidato del oficialismo, tanto a nivel provincial como a nacional, comenzó a resquebrajarse el lunes con la victoria del diputado radical Daniel Kroneberger frente al macrista Carlos Mac Allister en La Pampa. Todavía hoy el ex secretario de Deportes está despotricando por su derrota y acusando al radical de haber realizado un acuerdo con “La Cámpora” para perjudicarlo. Lo concreto es que ese truinfo en una interna, de consecuencias más simbólicas que concretas, abrió la puerta para que otros referentes de la UCR vuelvan a reclamar por abrir el juego en Cambiemos.

Hace varias semanas que el nombre de Martín Lousteau venía circulando en los pasillos del Comité Nacional como posible contendiente de Macri. El economista tiene un alto nivel de conocimiento en todo el país, más allá de que su fuerte está en la Ciudad de Buenos Aires, donde casi le arrebata la intendencia Horacio Rodríguez Larreta, en 2015. Con la elección porteña unificada con la nacional, Lousteau mantiene todavía abierta las dos opciones. “No tengo tomada ninguna decisión. Y no importa quién sea el candidato. Pero no debería haber miedo a competir. Porque si alguien piensa que puede ganar la elección nacional, debería pensar que va a ganar la interna”, señaló Lousteau desde la gira asiática.

Desde la comitiva oficial dejaron trascender el malestar por las declaraciones del ex embajador en Estados Unidos, con quien hace tiempo vienen manteniendo una relación más que ríspida. Según el diario La Nación, Macri pidió tener un diálogo a solas con él durante el vuelo de regreso a Buenos Aires.

Dirigentes de la UCR porteña recordaron ante PáginaI12 que en la Ciudad de Buenos Aires no pudo constituirse Cambiemos por decisión de Rodríguez Larreta y Elisa Carrió, quienes impidieron la incorporación de la UCR. Y si bien en 2018 todos los presidentes de los partidos firmaron un acta compromiso para inscribir la alianza en CABA, los radicales tienen dudas sobre su efectivización. “En 2015 hubo primarias entre Sanz, Carrió y Macri. En la ciudad también hubo internas en el PRO entre Michetti y Rodríguez Larreta, ¿por qué ahora no puede haber competencia?”, aseguran en el entorno de Lousteau.

Mestre, dos veces intendente de Córdoba, sumó ayer su parte al conflicto. Enfrentado con su correligionario Mario Negri, impulsado por la Casa Rosada y acompañado por el macrista Héctor Baldassi, relató las presiones que sufrió. “Sentí falsas alarmas, raras. Me dijeron que esto hacía crujir nuestro espacio político, me ofrecieron varias cosas. Sentí desazón, tengo que admitirlo”, afirmó Mestre y respaldó una eventual candidatura de Lousteau: “Es un excelente dirigente que está en condiciones de representar una alternativa dentro de Cambiemos. Eso lo discutirá el partido a nivel nacional”.

Buena parte de la estrategia electoral se definirá en la reunión de la Convención Nacional, prevista para fines de marzo o principios de abril.

Fuente: Página 12

También te puede interesar