Economía

QUÉ SON LAS LELIQ Y CÓMO IMPACTAN EN EL DÓLAR

La deuda asciende a 1,2 billón de pesos y genera el pago de 1892 millones de pesos de intereses por día. Su costo diario subió 50 por ciento en poco más de medio año.
El dólar arrancó la semana cerca de los 45 pesos y pone en alerta nuevamente a los inversores. El tema más comentado en las mesas de dinero de la city porteña fue el crecimiento acelerado de las Leliq y su posible impacto cambiario, a raíz de las declaraciones del candidato presidencial Alberto Fernández, quien el domingo advirtió sobre el riesgo potencial que suponen. La deuda de corto plazo del Banco Central asciende a 1,2 billón de pesos y genera el pago de 1892 millones de pesos de intereses por día (45 millones de dólares al cambio actual). En octubre de 2018 el stock de esta deuda era la mitad y generaba pagos diarios equivalentes a 29 millones de dólares. El costo diario de las Leliq subió 50 por ciento en poco más de medio año.

El economista del Credicoop aseguró que “el principal elemento para resolver es la estrategia financiera que se lleva adelante. Debe haber un cambio para concentrarnos en un esquema de apoyo a la producción y no a la especulación. No es necesario reestructurar las Leliq. Lo que si hace falta es regresar a un modelo con tasas sostenibles en el que pueda fomentarse el crédito productivo para las pequeñas y medianas empresas”.

Esta propuesta fue compartida por el economista de UMET Arnaldo Bocco. “Nadie piensa en dejar de pagar los intereses de las Leliq sino en bajar fuerte las tasas. Pasar del 60 por ciento a niveles del 35 por ciento. El objetivo es volver a tener un sistema productivo. Se requiere modificar el modelo monetario para apoyar el mercado interno”, aseguró a PáginaI12. “La propuesta para resolver el desequilibrio de las letras de corto plazo del Central requiere incluir distintas clases de variables en el análisis. Se debe decidir qué niveles de tasas de interés y tipo de cambio real permiten colaborar para impulsar el crecimiento”. Agregó que “no se puede continuar con este plan híper monetarista que no se había aplicado nunca en la historia. Prolongarlo tendrá consecuencias cada vez más difíciles de desarmar”.

Fuente: Página 12

También te puede interesar