Economía

QUÉ RECOMIENDA EL MERCADO PARA LAS PRE Y POS PASO

La devaluación del yuan chino provocó turbulencia en los mercados. A nivel local impactan el contexto electoral.

Tras varios meses de pax cambiaria y noticias relativamente positivas para la Argentina, el viento de cola no solo se disipó, sino que se transformó abruptamente en una tromba de frente en los últimos días, aunque a diferencia de muchas otras veces, en esta ocasión, la fuente de ese impulso tuvo su génesis en el ámbito internacional, a partir del recrudecimiento de la disputa comercial entre EEUU y China.

Hace exactamente una semana, con la primera baja de tasas por parte de la Feden más de una década, el escenario internacional comenzaba a alterarse. El recorte de apenas 25 puntos básicos no satisfizo al presidente Donald Trump, que horas más tarde dejaba a un lado la tregua comercial con China, al amenazar -vía Twitter- con la implementación de nuevos aranceles a unos u$s300.000 millones de productos que Washington importa desde Pekín.

La repuesta del gigante asiático fue lapidaria: dejó caer la cotización del yuan a mínimos de 2008, provocando el derrumbe de las monedas de América Latina y de mercados de referencia, como Wall Street. Luego de ellos EEUU declaró a China como “Manipulador Monetario”, mientras que Pekín acusó a Washington de violar el acuerdo sellado en junio en el marco del G20 en Japón.

Esta nueva fase en la disputa comercial dio pie a la proliferación de movimientos de vuelo a la calidad. Es decir, la migración desde activos de riesgo (los emergentes, uno de los grandes perjudicados) hacia refugios de valor como los bonos del Tesoro norteamericano, cuyas tasas se desplomaron a mínimos desde 2016, y el oro, que escaló a su máximo valor en seis años.

En consecuencia, el peso argentino sufrió una marcada depreciación, aunque morigerada por la intervención del Banco Central en el mercado de futuros, la venta de dólares a cuenta del Tesoro, y la una nueva suba de tasas. Así y todo el dólar merodeó la zona de su máximo histórico nominal, lo que elevó aún más los niveles de incertidumbre en el ámbito de las decisiones financieras y de inversión.

Dolarización, sin grandes desarmes de plazos fijos
Sin bien la dolarización de carteras en el mercado local ya venía tomando forma en el último mes (el dólar acumula tres semanas consecutivas con subas), estos hechos internacionales propiciaron que la demanda por cobertura tomara mayor impulso, aunque por ahora sin grandes desarmes de plazos fijos, que mantienen su atractivo con tasas en torno al 50%, sobre todo para inversores optimistas con relación al resultado del próximo domingo.

Es decir, no se observa por estas horas un escenario de pánico entre los inversores, sino que más bien el sentimiento predominante en el mercado local es el de máxima prudencia y cautela (esperar y ver), con el foco puesto en los números que arroje el resultado de las primarias.

Escenarios y recomendaciones
Teniendo en cuenta que no existe una recomendación que se aplique para todos los inversores de igual manera – cada uno tiene un determinado perfil de riesgo -, analistas del mercado destacaron las opciones más atractivas y convenientes para incluir en los portafolios en un momento crucial para la política nacional.

Como se viene señalando desde hace semanas, un escenario negativo para el mercado es que el oficialismo pierda por 5 o más puntos y el Peronismo supere los 40 puntos. “Es al que le asignamos más probabilidades ya que se acerca más a la realidad económica de los grandes centros de votación, a la cantidad de votantes histórica del Peronismo en la Provincia de Buenos Aires y la diferencia que suele sacar este Partido en las provincias del Norte y Sur”, estimaron analistas de Delphos Investment. Por el contrario, en el mercado también prevalece la expectativa de que la diferencia pueda ser más estrecha (menos de 5 puntos), y, por ende, muchos inversores arriesgados se han posicionado en acciones, aunque con marcada selectividad.

Inversiones en dólares
Considerando el escenario más negativo para el mercado, algunos especialistas consideran que los inversores con perfil conservador deberían estar invertidos antes de las PASO en el menor riesgo local posible (fondos comunes con activos sudamericanos), sobreponderando posiciones defensivas, o bien, mantener liquidez en dólares, a la espera de los resultados de las PASO para tomar nuevas definiciones de inversión.

Los Fondos Comunes de Inversión son atractivos ya que se delega la decisión de inversión en profesionales y es posible diversificar con montos muy pequeños. Existen fondos que permiten invertir a partir de u$s5 en portafolios que contienen bonos de otros países latinoamericanos y de Estados Unidos además de Letes, diversificando no sólo en instrumentos sino también geográficamente. Adicionalmente, es posible entrar y salir de estos fondos en cualquier momento que el inversor lo desee.

“Creemos que los conservadores deberían tener mayor proporción de dólares que de pesos, pero sin perder de vista que sus gastos cotidianos están nominados en moneda local. Es decir, si el inversor necesita de este dinero para afrontar estos gastos, le será costoso convertir estas divisas a pesos todos los meses”, advierte Flavia Matsuda, Coordinadora de Research de InvertirOnline.com.

Por su parte, Diego Demarchi Gerente de Wealth Management en Balanz considera que “frente a momentos electorales donde la política se mete en la economía, resulta impredecible adelantarse a los movimientos del mercado, por ende, la recomendación es dolarizarse más que estar pesificado, más allá de que las tasas sean muy tentadoras”. Por ende, “hoy a mediano plazo es preferible tener dólares y pasar las elecciones con las carteras dolarizadas”, reforzó.

Más aún, con un escenario a favor del candidato opositor Alberto Fernández (diferencia mayor a 5 puntos), traerá presión en el dólar por lo que convendría, en tal caso, posicionarse en instrumentos en dólares.

En ese sentido, los especialistas coinciden en sugerir a inversores con perfil conservador posiciones en Letes en dólares con vencimiento antes de noviembre de 2019 (mes en el que podría haber balotaje), y que pagan tasas en el mercado secundario del 4,1%. anual. Vale recordar que las Letes son letras emitidas por el Tesoro Nacional, a descuento, y su funcionamiento es igual a un plazo fijo en dólares.

Para inversores con un perfil moderado-agresivo con una visión positiva de la elección que busquen posiciones en dólares, creemos que los bonos del tramo medio de la curva ofrecen mejores oportunidades, entre ellos los bonos Discount y algunos provinciales, remarcan desde Balanz.

Entre los segundos, dentro de los bonos con mejor perfil crediticio o garantizado, Chubut y Santa Fe ofrecen buenos retornos potenciales. Dentro de provincias con buen perfil crediticio que operan con spreads contra el soberano (Córdoba, PBA y Mendoza), mantienen la recomendación sobre Buenos24 y Buenos27, debido al ruido político que comenzó a introducir las encuestas Vidal-Kicillof en PBA.

Inversiones en pesos
Más allá de que las dudas que genera el desenlace de las PASO favorece la dolarización de carteras, la tasa de interés real en pesos que se observó en los últimos meses vine tentando no a pocos inversores que prefirieron ampliar posiciones en activos en moneda local. “En la medida que la inflación vaya desacelerando es probable que la tasa real continúe creciendo. Recién bajaría de forma significativa luego de las elecciones y solo en la medida que el mercado crea en el equipo económico”, proyectó un informe de Ecolatina.

Cabe destacar que aquellos inversores que otorguen mayor ponderación a las inversiones en pesos que en dólares, deberán estar atentos a la evolución divisa, ya que ante movimientos bruscos puede perderse un retorno mensual en pocos días.

“Dentro de las inversiones en pesos, si bien los plazos fijos otorgan tasas altas superiores al 48% en promedio, una desventaja de los mismos radica en su iliquidez, es decir, el inversor deberá esperar a su vencimiento para poder disponer de él”, analiza Matsuda.

En este sentido, sugiere las Lecaps, que lucen más atractivas ya que pueden venderse en el momento que el inversor lo requiera, a tasas que van desde los 51 % hasta los 65%, de acuerdo al plazo.

Para Sergio Morales, presidente del Centro Latinoamericano de Inversiones (CELAI), “si estimamos un escenario positivo para el oficialismo de cara a las elecciones de octubre, sin dudas conviene el plazo fijo”, en la disyuntiva con el dólar. «Por supuesto, que todo dependerá del escenario proyectado y de los riesgos a correr», aclara. Al igual que Matsuda, resalta que existen alternativas de mayor rendimiento en pesos que un plazo fijo como las Lecaps, disponibles desde su propio banco, que «definitivamente serán una mejor opción». También sugiere los Fondos Comunes de Inversión en pesos, con liquidez diaria como una ventaja.

Para inversores con un perfil moderado-agresivo y con una visión positiva de la elección, en Balanz aconsejan los rendimientos de bonos largos ajustados por CER (Boncer25), el tramo largo y bonos provinciales a tasa variable como PBA25. Alternativamente, mencionaron el fondo Balanz Invertir Global como una alternativa de inversión en pesos.

En renta variable, por último, expertos creen que aún tienen potencial al alza respaldado por sólidos fundamentals las acciones de YPF en el sector energético, el Banco BBVA en el sector financiero y Transportadora de Gas del Sur en midstream de gas.

Fuente: ámbito.com

También te puede interesar