Destacados

PETRONAS CERRÓ SU PLANTA MANUFACTURERA DE LUBRICANTES Y SUS EMPLEADOS TODAVÍA RECLAMAN UNA SOLUCIÓN

La multinacional petrolera malaya cerró su planta ubicada en Quilmes y despidió a sus 20 empleados. Hoy movilizan para reclamar una solución que les permita sostener sus empleos.

La multinacional petrolera malaya, Petronas, cerró su planta manufacturera de lubricantes ubicada en el sur del conurbano bonaerense y sus trabajadores se movilizarán al Ministerio de Trabajo de Quilmes en el marco de una audiencia en la búsqueda de una solución favorable.

En la planta de Petronas trabajaban 20 personas en la producción de lubricantes. En 2018, los trabajadores denunciaron a través del gremio, la posibilidad de vaciamiento y no obtuvieron respuestas.

Según repasó LaIzquierdaDiario. el pasado mayo, la multinacional cerró dejando a algunos empleados de supervisión de laboratorio que fueron trasladados al predio de Dapsa, ubicado en el Polo Petroquímico de Avellaneda, bajo la orbita de Sindicato Petróleo Gas y Biocombustibles Privado de Avellaneda. El resto, se encontró con la puerta cerrada y hoy se encuentran en pie de lucha por recuperar sus puestos.

«Luego de meses de que la multinacional Petronas cierre la fábrica y nos despida de un día para otro los trabajadores seguimos en la lucha y reclamamos nuestra reincorporación a nuestros puestos», señala el comunicado de prensa de los trabajadores.

«Esta patronal multinacional, que hace negocios multimillonarios en Vaca Muerta junto a YPF no solo nos despido de forma discriminatoria sino que hacía trabajar en negro a muchos compañeros, manejándose de forma ilegal y desleal con los trabajadores», añadió.

«La empresa cerró su planta de Ezpeleta de forma ilegal, sin ninguna presentación de Preventivo de Crisis alegando que no le querían seguir alquilado el predio, con esa escusa nos despidió, dejando a nuestras familias sin su sustento. Pero a pesar de haber cerrado tercerizó su producción en la empresa Dapsa de Dock Sud demostrado con este hecho que las necesidades productivas continuaban y que nuestros despidos son ilegales y sin ninguna justificación», explica el documento de prensa.

Y concluye: «Por esta razón reclamamos al Ministerio de Trabajo, al intendente Martiniano Molina y a la gobernadora María Eugenia Vidal que se hagan responsables de esta situación intolerable e intercedan para que podamos volver a trabajar y a llevar el pan a la mesa de nuestros hijos».

Fuente: Info Gremiales

También te puede interesar