Economía

PETROLEROS SE DECLARAN EN «ESTADO DE ALERTA» POR LÍMITES A SUBSIDIOS EN VACA MUERTA

El titular del gremio, Guillermo Pereyra anticipó que «no permitiremos ningún tipo de despido». Audiencia con Macri para frenar quita de incentivos a la producción y un acuerdo gremial que pende de un hilo.

La decisión del Gobierno de limitar los inventivos a la producción de gas y petróleo en Vaca Muerta no sólo abrió un frente de tormentas con los empresarios del sector, sino que también puso en alerta a los petroleros ante el temor de posibles despidos producto de una merma de las actividades.

Por lo pronto, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa se declaró en estado de movilización al tiempo que exigirá una audiencia con Mauricio Macri para que no se frenen los subsidios a la producción.

El propio titular del gremio, Guillermo Pereyra, advirtió que el estado de alerta tiene como propósito evitar «cualquier intento de despido» y añadió que «los trabajadores no rompieron ningún acuerdo».

«No vamos a permitir ningún tipo de despido porque los trabajadores defienden Vaca Muerta», afirmó Pereyra, para luego anunciar que el sindicato pedirá a Macri una audiencia «para manifestarle la posición de los trabajadores».

Vale recordar que los petroleros de Vaca Muerta firmaron el año pasado un acuerdo con el Gobierno en el que se comprometían a no realizar medidas de fuerza. El acuerdo obliga a las empresas a no efectuar despidos a cambio de una mayor productividad y modificaciones de las cláusulas de convenios colectivos sobre los modos de producción.

El pacto supuso un anticipo de la intención de la Casa Rosada de sellar acuerdos “sector por sector” con el objetivo de desalentar paros en ramas de la economía a los que considera claves.

La asamblea en Añelo contó con la participación de unos 15.000 petroleros y llegó luego que la Secretaría de Energía anunciara que limitará los subsidios de estímulos a la producción de gas y petróleo. Los trabajadores patagónicos advitieron que el cambio en las reglas de juego obligará a las empresas a revisar los planes de inversión lo que implicaría una drástica reducción de personal.

Claro que la disputa va más allá de la puja gremial y empresarial ya que llegó hasta las orillas de la política. La semana pasada, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, envió una carta a la oficina comandada por el renacido Gustavo Lopetegui reclamando el mantenimiento de los acuerdos para garantizar la inversión, la producción y el empleo en su distrito.

En pleno año electoral, el propio mandatario no quiere descuidar su terruño máxime cuando en el horizonte se asoma un rival competitivo como el intendente de la capital Horacio “Pechi” Quiroga, quien cuenta con la bendición del propio Mari para competir en las próximas elecciones.

También te puede interesar