Finalmente la gobernadora María Eugenia Vidal convocó a los docentes a una reunión paritaria. Tal como había adelantado la funcionaria, la citación llegó en febrero y no antes como reclamaban los docentes ante el inminente comienzo de clases.

 

El próximo miércoles a las 17,30 se reunirán los representantes del gobierno bonaerense y de los sindicatos en la Biblioteca del Ministerio de Economía. Debatirán el aumento salarial para el año 2019 y otras cuestiones educativas que los maestros quieren poner sobre la mesa, como los despidos a los capacitadores y los problemas en la infraestructura escolar.

Los docentes nucleados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense habían reclamado en reiteradas oportunidades una convocatoria temprana. Hace una semana habían enviado una carta documento intimando a la gobernadora a que organice la mesa de diálogo, luego de que se apersonaran en el Ministerio de Trabajo provincial para agilizar la convocatoria. En ese momento los recibió el subsecretario del ministerio, Horacio Barreiro, quien adujo que las paritarias “siempre se hicieron en febrero”.

A pesar de que el año pasado no se llegó a un acuerdo entre las partes, Vidal había anticipado durante el programa con Mirtha Legrand que los convocaría recién en febrero, afirmación que motivó la presentación judicial del FUDB ante la falta de respuestas de los funcionarios a su pedido.

En principio, los maestros quieren un aumento del 18 por ciento para compensar lo perdido el año pasado, más una cifra que compense la inflación estimada para 2019 y una cláusula gatillo. También pretenden discutir las condiciones de infraestructura, desnudadas por la tragedia de la escuela 49 de Moreno, donde hubo una explosión por una pérdida de gas que causó las muertes de la vicedirectora y un auxiliar.

“Si los gremios van a la paritaria docente con espíritu constructivo, es muy posible que las clases empiecen en tiempo y forma, pero si van con decisión política de confrontar es mucho más difícil”, había amenazado el martes  el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, tras la reunión de Gabinete que encabezó el presidente Mauricio Macri. El director General de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, se manifestó en el mismo sentido y destacó la importancia de la participación de los padres de alumnos en las mesas de diálogo.

“Si hay conflicto, será responsabilidad del Gobierno”, respondió el secretario general de Sutebe Roberto Baradel. En 2018, la Provincia insistió primero en fijar un techo del 15 por ciento en los primeros encuentros paritarios, aunque finalmente lo reajustaron a un 30 por ciento, todavía por debajo de los índices inflacionarios.

Fuente: Página 12

También te puede interesar