Destacados

MÁS CONCENTRACIÓN MEDIÁTICA EN LA ARGENTINA MACRISTA

Más concentración mediática en la Argentina macrista

«La venta de la mayoría accionaria del Multimedios La Capital a manos de dos empresarios de la comunicación de Rosario y Santa Fe conforma un aglomerado mediático oligopólico, con sus consecuencias para el acceso a la información y la libertad de expresión. ¿Quiénes son y qué tienen los nuevos dueños del Decano?

(Por Sergio Villone) La venta por parte del Grupo América del 60 por ciento de las acciones del Multimedios La Capital a una sociedad liderada por Gustavo Scaglione (Televisión Litoral-Daminato) y diario El Litoral-Consultora Arcadia permitió la conformación del más grande grupo de medios de comunicación del interior del país. La sociedad se quedó con las porciones mayoritarias de señales de TV de aire, servicio de televisión por cable, los dos periódicos más importantes de la región, dos radios AM en Rosario, varias de FM, dos plantas impresoras, publicidad en vía pública, agencia publicitaria y consultoría política de la provincia. En un entramado societario en el que no todos son dueños de todo, el nuevo poder mediático de Santa Fe constituye conceptualmente un riesgo latente para la pluralidad de voces y la democratización de la información, aún cuando se desconozcan detalles de los objetivos empresariales, que se podrán apreciar con el correr del tiempo.

La negociación entre el Grupo América, liderado por el mendocino Daniel Vila asociado al ex ministro del Interior del menemismo, José Luis Manzano, y los inversores que adquirieron el Multimedios La Capital se conocía desde hace unos meses.

El traspaso de acciones corría como rumor sin confirmarse, hasta que el pasado viernes 29 de marzo los portales digitales del Decano y de Rosario3.com –propiedad de Televisión Litoral– oficializaron la información de la venta.

Daniel Vila y Gustavo Scaglione

Los adquirientes de las acciones mayoritarias del Multimedios La Capital distribuyeron su participación en un 45 por ciento para Scaglione, dueño a su vez junto a su esposa Josefina Daminato del 55 por ciento de Televisión Litoral (Canal 3 de Rosario y otras empresas); otro 45 por ciento para Nahuel Caputto (El Litoral de Santa Fe) y el restante 10 entre el empresario de servicios privados de salud Roberto Villavicencio (Grupo Oroño); Federico Pucciarello, ejecutivo de Rosario Bioenergy; y el abogado Leandro Salvatierra.

La cuestión central en la conformación del nuevo poder comunicacional santafesino radica, precisamente, en la capacidad oligopólica de ejercer presión que le otorga la magnitud y diversidad de medios acumulados.

Según delegados paritarios de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatprem), el directivo del diario El Litoral, Federico Caputto, representante de Adira en la discusión salarial, dijo durante una reunión en la que la patronal ofreció un aumento del 6 por ciento, que “los trabajadores coman menos”.

¿El hambre también volverá a ser de los santafesinos?

Villavicencio, Scaglione, Caputto y Salvatierra

El nuevo mapa de medios surgido de la venta de acciones del Multimedios La Capital conformó un gigantesco grupo comunicacional bifronte. Una de esas cabezas está representada en el titular de Televisión Litoral (TVL), Gustavo Scaglione.

TVL, que inició sus actividades en 1965 de la mano del fallecido Alberto Gollán, es propietaria de Canal 3 de Rosario, Radio Dos, el diario digital Rosario3.com y las FM Vida y Frecuencia Plus.

Nahuel Caputto, socio del diario El Litoral, participa con ese grupo de la señal Cable&Diario de TV por cable en la ciudad de Santa Fe.

Desde 2009, el diario fundado en 1918 por Salvador Caputto, se asoció con el Grupo Clarín en una planta impresora ubicada en Sauce Viejo denominada Artes Gráficas del Litoral (AGL). Tres años después ambas empresas se asociaron en la edición de periódico Mirador Provincial, que se publica los domingos en la ciudad de Santa Fe y luego sumó un gemelo en Paraná, la capital de Entre Ríos.

Caputto también posee acciones en LT9 de Santa Fe y es titular de El Diario de Paraná. A través de la firma Arcadia SA, que comparte con su esposa Patricia Inés Romanow, dedicada a la consultoría política y agencia de publicidad, cuenta también con los medios digitales Puerto Negocios; Notifé; Vivir Mejor Santa Fe; Educación Santa Fe y, para no dejar dudas de la raigambre territorial, Santa Fe.com.

Al conjunto de medios de comunicación y firmas asociadas que poseen cada uno por su lado, Scaglione y Caputto añaden ahora el mayor multimedios del sur provincial: La Capital.

La adquisición del paquete mayoritario –el 30 por ciento restante sigue en manos de Orlando Vignatti, ex titular de los diarios Ámbito Financiero, Buenos Aires Herald y El Ciudadano de Rosario, entre otros medios– les ofrece incorporar, además del Decano de la Prensa Argentina, la radio AM LT8, las de frecuencia modulada Del Siglo y La Red, el diario digital Uno de Santa Fe y la firma de publicidad estática en vía pública Metrópolis. Alta sinergia.

También tienen en sus manos, Caputto y Scaglione, la nueva planta impresora del diario La Capital. Que, al ya contar el primero con AGL en sociedad con Clarín, tendría como destino el ocaso. Esa decisión, que no fue anunciada oficialmente, pone en riesgo las fuentes laborales de los 50 trabajadores que se desempeñan en esa imprenta. Donde, a la vez, se imprime el diario cooperativo El Ciudadano.

De este modo, el nuevo grupo cuenta con los diarios La Capital, El Litoral, Uno de Santa Fe (digital) y –bajo la titularidad de Caputto solo– El Diario de Paraná, concentrando casi toda la prensa gráfica de la región.

En Rosario se quedó con dos AM –LT8 y Radio Dos– y cuatro frecuencias moduladas, dos de las de mayor audiencia. ¿Qué hará con las dos AM? ¿Las pondrá a competir, buscará nichos para cada una? Esas preguntas, que se hacen con mayor énfasis y lógico interés sectorial los trabajadores de prensa de esos medios, por ahora no encuentran respuesta. Los objetivos reales de la adquisición del multimedios para conformar el aglomerado comunicacional más importante del interior del país se conocerán con las acciones que adopten los nuevos dueños.

Uno de los efectos que despierta alarma en los actores del sector y en la política local es la magnitud oligopólica del nuevo entramado, con indisimulable capacidad para mostrar u ocultar informaciones, procesos y personalidades públicas. Y, para los trabajadores de prensa, la existencia de un patrón que congrega buena parte de las fuentes laborales del sector».

Más del tema en esta nota de Tiempo Argentino

Fuente: EN ORSAI

También te puede interesar