Política

LLAMADO A LA PACIFICACIÓN DE LOS “EDUCADORES” DE LA AGREMIACIÓN DOCENTE PROVINCIAL

Aún, a las 23.56 de la noche, espero infructuosamente comunicarme con Patricia Argañaras y Marita Cerezo, por eso las razones de éste llamado público.
Nunca, en mis años de alumno, vi que mis maestros o profesores confrontaran a golpes de puño. Todos los educadores y la sociedad salteña observan un enfrentamiento inentendible entre dirigentes de la ADP que conformaban una misma lista.
Más guapos que Cacho Peréz, Tulio Gallardo o Coco Isa, no existían entre los docentes, pero eran diplomáticos ingleses a la hora de las negociaciones, lucharon contra la dictadura militar más inteligentemente que nosotros.
Tal vez Patricia y Marita no sepan cómo se formó la lista celeste, tal vez no sepan el daño que me están haciendo y que le están haciendo a todos los salteños. He colaborado desinteresadamente, con mis propios recursos y, sin pedir nada a cambio, de la conformación de la lista celeste.
Debo reivindicar públicamente a Cinthia Vuistaz y César Urzagaste, los primeros que me advirtieron de la ambición desmesurada de ustedes, de su lucha por la caja de la ADP.
Si fuese docente les ganaría el gremio a ambos bandos, de un lado está mi familia y, del otros mis más queridos compañeros, me siento responsable de tanto fracaso, de tanta avaricia, por eso los llamo a la reflexión y a la pacificación, para que no sean instrumentos de ambiciones ajenas al gremio docente.
Uds creen que son dueños de lo público, pero Cesar Urzagaste, Alcira Muñoz y Betty Ponce me conocen de los años 70, mi querida concuñada Fatima Aylan era su primer vocal, Marisa Lamas es mi prima, Jorge Cerruti, Fernando Mazone, Magu Gonzales, Fernando Cáseres y otros compañeros, siempre trabajaron políticamente conmigo.
Un gremio dividido y debilitado es lo mejor para el patrón, yo sé a quién responde Patricia y a quién Marita, unos esperan otorgarle el menor salario posible en paritarias y, los otros cuentan con 2.000 docentes impagos en sus mesas como fiscales, hay que ser menos tontos en la vida, sobre todo cuando representan a los trabajadores.
La lucha de los docentes no puede ser por la caja de la ADP, nuestra lucha debe apuntar a mejores salarios, a escuelas seguras y dignas, a jornadas completas para que los chicos puedan comer en las escuelas y que, los docentes no tengan que tener dos, tres o cuatros trabajos para llegar a fin de mes, esa es la lucha.
Con un ojo arriba para que no nos usen, con el otro abajo para defender al pueblo. Uds. saben perfectamente la situación política, social y económica de todos sus alumnos y de sus padres, son el único motor del cambio real, la ilusión de días peronistas, no me fallen.
Espero reunirme con Patricia y Marita, espero decirles lo que no saben, espero la paz, la unidad y la organización, para enfrentar la triste situación de disgregación a la que nos ha sometido el Macrismo.
Hasta la Victoria Siempre, todos unidos triunfaremos.

Víctor Hugo Elías
Candidato a Intendente de la ciudad de Salta

También te puede interesar