Política

LAVAGNA INDEFINIDO INSISTE CON CONSENSO PARA ELUDIR PASO

El economista solamente sería candidato de un acuerdo y rechaza interna. Schiaretti y Urtubey insisten. Sus senadores no concurrieron al encuentro.

Por Patricia García
En otra foto para una candidatura incierta todavía, Roberto Lavagna visitó ayer el Senado para reunirse con el bloque que conduce Miguel Pichetto, un precandidato del justicialismo que no logró arrancarle al economista contundencia en su rol en la pretemporada electoral. El exministro insiste con ser el candidato de un consenso, pero que incluya a socialistas -ya lo animan a postularse- y a un eventual éxodo de radicales si se alejaran de Cambiemos. En cambio, en Alternativa Federal lo cercan con la imposición de que el candidato opositor salga del resultado de las PASO, algo que no solamente rechaza Lavagna, también sus aliados circunstanciales del socialismo que no querrían alimentar una interna entre justicialistas. El otro límite, de ese surtido que busca el “protocandidato” como se definió el martes por la noche en la TV, es el kirchnerismo, claro, como condimento de la duda que, en definitiva le aclararán los sondeos de intención de voto que por el momento no lo posicionan en un renglón de optimismo. Mientras, en la jornada, Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey produjeron su propia estampa, contradiciendo al eventual rival de una interna y además los senadores de esas provincias no participaron de la visita de Lavagna al bloque.

Como sea, Lavagna tras la reunión con el Bloque Justicialista del Senado insistió en construir una candidatura presidencial de “consenso” porque cree que “sin un Gobierno de unidad nacional va a ser muy difícil” superar la situación actual.

“Estoy construyendo consensos”, dijo, y aclaró que su trabajo “es generar consensos dentro del justicialismo, pero también con otros espacios” y que “sabemos que hay una insatisfacción muy grande en la Argentina”.

Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, en cambio, machacan con que el economista debe disputar las PASO a lo que Lavagna replica con que “las candidaturas son accesorias” y explica que considera que lo importante es “no ser arrastrados a ninguno de los dos lados de la grieta” porque, “repetir uno u otro Gobierno que ya fracasaron no es la solución”.

Para el salteño Urtubey las PASO serían imprescindibles. Explicó que “la competencia electoral, hoy, para mí es algo que te potencia y que te da mayor participación social. Pretender que seamos los políticos los que hagamos una rosca política y decidamos quién va, a la sociedad moderna no le gusta mucho”. El gobernador se reunió ayer con su par de Córdoba, Juan Schiaretti, quien los recibió en su provincia. Allí, el salteño junto a Schiaretti aseguraron que todos los integrantes de esta alianza Alternativa Federal van a competir en las primarias.

Además explicaron que el objetivo del espacio que integran es el de armar “una fuerza horizontal y consensuar políticas públicas para dar una impronta nueva al Gobierno que viene”.

“Construimos un potente espacio, amplio, plural y participativo, mucho más amplio que el peronismo. De hecho, el Frente Renovador de Misiones tiene un claro origen radical; el Frente Cívico de Santiago del Estero también además de otras fuerzas provinciales y Libres del Sur se incorporó desde un principio así como referentes de la sociedad civil”, describió Urtubey y precisó que el frente busca no tener “una mirada tan centralista y que se ocupe de la realidad de las provincias del interior”.

Lavagna había tomado distancia, días atrás, de la posición de Massa, cuando el precandidato lanzó su postulación con diez propuestas para el país, como ejes de su campaña. Ahora, Urtubey y Schiaretti, insisten en diferenciarse de Lavagna al menos en el sentido de cómo debe definirse el candidato opositor de la alianza que ensayan.

En cuanto al encuentro en el Senado, para Pichetto “ha sido una muy buena reunión. Hemos hablado de una Argentina que tiene futuro, que produce. Estamos muy satisfechos con este diálogo”, pero disparó una chanza sobre la indefinición sobre la candidatura diciendo que “todavía hay tiempo” pero que Lavagna “tiene un reloj de arena”.

Fuente: ámbito.com

También te puede interesar