Economía

LA RESPUESTA DEL BCRA: AJUSTE MONETARIO AL EXTREMO

El Banco Central decidió ir a fondo con su política de secar la plaza de pesos para evitar que siga subiendo la inflación y controlar el incremento del tipo de cambio. El presidente de la entidad, Guido Sandleris, anunció que se extenderá hasta fin de año la meta de incremento cero de la cantidad de dinero, en tanto que subirá los límites de la zona de no intervención del dólar a un ritmo de 1,75% en el segundo trimestre. Por otra parte, confirmó que el Gobierno enviará al Congreso en breve una nueva ley para reformar la Carta Orgánica de la institución.

El esquema, anunciado por el funcionario en una conferencia de prensa junto a los vicepresidentes Gustavo Cañonero y Verónica Rapoport, tiene por objetivo sacar de plaza todos los pesos que sean posibles, a la espera de que la inflación ceda, se mantenga tranquilo el tipo de cambio, y el gobierno llegue de la mejor forma posible a las elecciones.

Sandleris hizo un mea culpa del incremento de los precios de febrero, que se acuerdo con el INDEC llegó al 3,8%. “Es responsabilidad de este Banco Central”, señaló el funcionario quien a pesar de los pésimos resultados obtenidos en el primer bimestre, consideró que el esquema de agregados monetarios “no implica que no esté funcionando”.

“Aún cuando estos números sean frustrantes, no deben desalentarnos”, exhortó. Sandleris justificó los resultados en razón de que en el camino a la desinflación “hay reacomodamiento de precios relativos y efectos rezagados de los shocks del año pasado”.

Las medidas resueltas por el Comité de Política Monetaria (COPOM) por unanimidad son:

Extender la meta de crecimiento cero en la meta de la base monetaria hasta fin de año.

El sobrecumplimiento de la meta que se registró en febrero, se extenderá hasta fin de año. De modo que la meta mensual ser la BM será de $1,343 billones para lo que resta del año.

Habrá licitaciones de dólares de $50 millones diarios por un máximo equivalente al 2% de la nueva meta de abril, en caso de que la divisa se ubique debajo de la zona.

Si por el contrario, supera el límite de la zona, habrá ventas por hasta $150 millones diarios

Los límites de la zona de no intervención crecerán a un ritmo mensual de 1,75% entre abril y junio. Se toman como valores de referencia $39,389 y $50,974 que estarán vigentes al 31 de este mes.

Todo ello implica que la meta de base monetaria para 2019 se reducirá 10% sobre lo previsto originalmente. Incluso se eliminarán los incrementos estacionales previstos para junio y diciembre.

Con ello, Sandleris consideró que las medidas anunciadas ayer “llevarán a una disminución de la inflación durante el año” aunque admitió “que esta afirmación genere cierto escepticismo“.

Para reforzar la decisión de darle una vuelta más de torniquete a la economía, el titular del Central afirmó que “no vamos a tomar atajos” para bajar los precios. Enfatizó que “no vamos a congelar el tipo de cambio, ni atrasar el precios de los bienes y servicios regulados”. El funcionario aseveró que el gobierno se encamina a desactivar los “combustibles” de la inflación, que a su entender son el déficit fiscal, la corrección de tarifas y el déficit de cuenta corriente. Recordó que “este año no habrá déficit primario” y que “el déficit de cuenta fue de 1,2 del PBI, 3,8 puntos más bajo que en 2017”. En cuanto a los bienes regulados, indicó que “el atraso tarifario está prácticamente corregido”.

Por otro lado, Sandleris ratificó que en breve el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley de Reforma de Carta Orgánica del BCRA. La nueva ley dejará expresó que el objetivo prioritario de la institución será la “estabilidad de precios” y prohibir el financiamiento al Tesoro

“Estas medidas fortalecen nuestro esquema monetario y su institucionalidad. Estamos avanzando hacia una desinflación sustentable”, prometió el titular del BCRA.

Fuente: ámbito.com

También te puede interesar