Política

LA CORTE FRENÓ LAS RE-REELECCIONES EN LA RIOJA Y RÍO NEGRO

En un fallo dividido y otro por unanimidad, los jueces interpretaron que la Constitución de sus respectivas provincias les impiden a los dos mandatarios a aspirar a un nuevo período al frente del Ejecutivo local. La definición beneficia potencialmente a los opositores: el peronista rionegrino Martín Soria y el radical riojano Julio Martínez.

La Corte Suprema de Justicia finalmente puso un freno a los intentos de re-reelección de los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilnek y de La Rioja, Sergio Casas, quien ayer mismo había anunciando el retiro de su postulación ante la inminencia de un fallo adverso. Con votos divididos, el máximo tribunal interpretó que las constituciones de ambas provincias les impiden presentarse para un nuevo período, ya que los dos habían llegado al Poder Ejecutivo local como vicegobernadores en 2011 y luego como cabezas del Gobierno entre 2015 y 2019 y que por lo tanto deberán dejar pasar 4 años para, eventualmente, volver a competir por la gobernación.

La decisión de la Corte sacudió el escenario político provincial y nacional. En un nuevo fallo conjunto, los magistrados Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti impusieron su mayoría y ratificaron la línea trazada en el caso de la re-reelección de Gerardo Zamora en Santiago del Estero. Los principales dirigentes opositores de ambas provincias, quienes habían presentado sendas impugnaciones, celebraron la definición, que mejora sus chances de ganar las elecciones. Se trata del intendente peronista Martín Soria en Río Negro, así como del senador radical Julio Martínez en La Rioja. Ahora los oficialismos deberán buscar un reemplazante para competir en la contienda electoral.

Río Negro

A través de un comunicado, se reveló que la Corte, con el voto de los ministros Lorenzetti, Maqueda y Rosatti, hizo lugar a la demanda del Frente para la Victoria (y otros partidos) y declaró que “Alberto Weretilneck –electo vicegobernador en 2011 y gobernador en 2015– se encuentra inhabilitado por la Constitución de la provincia de Río Negro para ser candidato a gobernador para el nuevo periodo que comienza el 10 de diciembre de 2019”. Según los magistrados, de esta forma no sólo se respetan los precedentes del tribunal sino que “se ofrece además la virtud republicana de desalentar la posibilidad de perpetuación en el poder, al darle sentido a la noción de periodicidad de los mandatos. En efecto, la vigencia del sistema republicano presupone de manera primordial la periodicidad y renovación de las autoridades”.

Respecto de la controversia en torno a la interpretación del artículo 175 de la Carta Magna local, los ministros sostienen que “debía ser interpretada en el sentido más obvio del entendimiento común”. “Es decir que si el gobernador y el vicegobernador han sido reelectos, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos sino con un periodo de intervalo”, afirmaron los jueces y concluyeron que “cualquier otra interpretación que se intente resulta violatoria de la voluntad constituyente provincial”. Weretilneck, líder del frente Juntos somos Río Negro, consideraba que podía presentarse ya que en 2011 asumió como vicegobernador del peronista Carlos Soria, quien fue asesinado por su esposa pocos días después de la elección, en la noche de año nuevo. El dirigente completó el mandato y luego se postuló al cargo de gobernador en 2015, acompañado por Pedro Pesatti. Hasta hoy, pretendía ir por otro período, secundado por Arabela Carreras, porque no coincidían ambos componentes de la fórmula. Había conseguido un fallo que avalaba esa interpretación por parte del Tribunal Superior provincial.

La Rioja

Si bien las consecuencias son las mismas, en el caso de La Rioja la situación adquirió una complejidad un poco mayor ya que Casas impulsó, previo a candidatearse, una enmienda constitucional, que luego intentó ratificar mediante un plebiscito. Si bien los cinco magistrados arribaron a la conclusión de inhabilitar a Casas, lo hicieron redactando votos separados. Por un lado Lorenzetti, Maqueda y Rosatti coincidieron al igual que en Río Negro, mientras que Carlos Rosenkrantz y Elena Higton de Nolasco escribieron cada uno sus propios fundamentos.

“El procedimiento seguido para promover la enmienda no ha respetado el texto que la propia Constitución provincial establece, ya que no cumple sus exigencias respecto a la oportunidad en que debía realizarse la consulta popular, ni las mayorías necesarias para la ratificación de la modificación constitucional”, sostienen los mismos tres jueces supremos que conformaron la mayoría para inhabilitar a Weretilneck. En el fallo explican que, si bien habían rechazado intervenir en una impugnación previa, ahora estaban “cumplidas las dos etapas exigidas por la constitución para el proceso de enmienda constitucional –la convocatoria por la Cámara de Diputados y la celebración de la consulta popular-“.

Respecto de los plazos, explican que “cuando el artículo 84 de la Constitución provincial exige que la consulta popular tenga lugar en la ‘primera elección general que se realice’ se está aludiendo a la ‘primera elección general que se realice para cubrir el cargo cuya regulación constitucional se procura enmendar’. Sobre las mayorías necesarias advierten que el artículo mencionado debía interpretarse en el sentido que la enmienda se tiene por ratificada “cuando recibe respuesta afirmativa por una mayoría igual o superior al 35 por ciento del electorado”. En ese marco, rechazaron la lectura del artículo constitucional efectuada por las autoridades riojanas que consideraron que la enmienda se tiene por ratificada cuando no es rechazada por una mayoría igual o superior al 35 por ciento del  electorado. “La voluntad del pueblo no se presume, sino que se expresa en el marco de procesos electorales transparentes”, remarcaron mediante el comunicado oficial.

Además, en este fallo, Maqueda, Lorenzetti y Rosatti tuvieron un párrafo especialmente crítico para el oficialismo riojano: “La historia política de la Argentina es trágicamente pródiga en experimentos institucionales que -con menor o mayor envergadura y éxito- intentaron forzar –en algunos casos hasta hacerlos desaparecer- los principios republicanos que establece nuestra Constitución. Ese pasado debería desalentar ensayos que, como el que se examinaba en el caso, persiguen el único objetivo de otorgar cuatro años más en el ejercicio de la máxima magistratura provincial a quien ya llevaba ocho años ininterrumpidos en ella, desconociendo el texto constitucional, máxima expresión de la voluntad popular”.

En términos prácticos también representa un golpe para el espacio Alternativa Federal, liderado por Sergio Massa, Miguel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti, quienes días atrás expresado un fuerte respaldo a la postulación de Casas.

Ante la previsible decisión de la Corte, el Tribunal Electoral riojano decidió ayer suspender sin fecha la elección provincial, prevista para el 12 de mayo. El argumento utilizado fue una impugnación por la falta de actualización de los padrones. Lo concreto es que el peronismo deberá ahora elegir a otro candidato. Suena con fuerza el nombre del ex gobernador Luis Beder Herrera, hoy más alineado con el kirchnerismo. En Cambiemos se entusiasmaban con la posibilidad de que la decisión judicial termine por favorecer a Martínez, quien impulsó la impugnación y en otras oportunidades ya estuvo cerca de derrotar al peronismo.

Fuente: Página 12

También te puede interesar