Destacados

HOY COMIENZA UN CIERRE CALIENTE DE MAYO EN EL QUE SE ACELERA LA CONFLICTIVIDAD GREMIAL

(Por Jorge Duarte @ludistas) Con el paro y la marcha de ATE y la CTA Autónoma comienzan dos semanas de paros y huelgas que culminarán con el paro general del 29 de mayo. Se espiraliza lo conflictividad en una economía que aprieta.

El paro y las movilizaciones en distintos puntos del país de ATE y de la CTA Autónoma, abrirán hoy el camino a una segunda mitad de mayo que mostrará una marcada aceleración de la conflictividad laboral y sindical. Tal vez como nunca antes en la gestión desde que Cambiemos está en La Rosada.

El deterioro de las variables económicas, la permanencia de los despidos, la destrucción salarial, la amenaza de una nueva reforma laboral y previsional y la persistencia de Ganancias como un problema del mercado laboral, harán que todos los sectores salgan a las calles y hasta que conjuguen sus reclamos.

Mañana llegará el turno de los docentes universitarios, los científicos y el personal de universidad nacionales, que detendrán las tareas y realizarán una marcha de antorchas para reclamar por salarios, pero también por presupuesto para las golpeadas universidades nacionales y la ciencia y la tecnología.

La semana siguiente muy probablemente sea el turno de la UOM, envuelta en una estancada paritaria. Los metalúrgicos están en busca de un entendimiento que recompongan los salarios de la actividad con plazos cortos (trimestrales), pero ni el Gobierno ni los empresarios se muestran propensos a ir en esa dirección. En caso de no haber acuerdo, podrían gatillar un paro total para el 22 de mayo. Algunos lo reclaman activo.

El 25 será el turno de una nueva huelga de transportistas. Sin respuestas luego de detener el transporte público el 1° de mayo, repetirían la experiencia en reclamo de modificaciones integrales al impuesto a las Ganancias.

Como corolario de un fin de mes caliente, el 29 de mayo se realizará el paro general convocado por la CGT. Aunque todavía es algo incipiente, se descarta que todo el arco sindical se plegará a la medida de fuerza que promete ser de las más duras de la gestión Cambiemos.

Será un cierre de en el que como nunca antes desde que Mauricio Macri es Presidente, todo el mundo sindical estará protestando en las calles y le plantea por primera vez el desafío de tener que salir a contener el conflicto social. Además, el Gobierno podrá colocar contar como logro haber conseguido unir al hiperfragmentado mundo sindical en rechazo de su política económica.

Fuente: Info Gremiales

También te puede interesar