Economía

EL SEGUNDO PEOR PERÍODO EN EXPANSIÓN DE GAS DOMICILIARIO

El 2016-2018 quedó después de 2001-2003. Y bajó 32% respecto de 2013-2015.

Por Federico Bernal
El Ente Nacional Regulador del Gas señaló días atrás que “las conexiones residenciales a las redes de gas natural se incrementaron en más de 320.000 usuarios entre enero de 2016 y diciembre de 2018, lo que forma parte de los 917.000 que se prevén incorporar hasta 2021 como parte del Plan de Inversiones Obligatorias que deben cumplir las nueve distribuidoras de gas existentes en el país”.

Ahora bien, cuando se contrastan históricamente esos 320.000 nuevos usuarios incorporados, se concluye (siempre basándonos en datos del propio ENARGAS) se trata de la segunda peor marca luego de la del crítico período 2001-2003. Asimismo, y más importante aún: a pesar de tres años de tarifazo, ganancias siderales y la aplicación de las RTI exigidas por las licenciatarias de distribución, la expansión de gas de red domiciliaria durante los últimos tres años cayó un 32% respecto del período 2013-2015:

<p>Fuente: Elaboración propia en base al ENARGAS, Datos Operativos.</p>

Fuente: Elaboración propia en base al ENARGAS, Datos Operativos.

A pesar de las ganancias estratosféricas percibidas por las distribuidoras en estos últimos tres años, “ayudas” de todo tipo por parte del Poder Ejecutivo (*), dolarización de la tarifa, aplicación de las RTI exigidas por las propias empresas, desregulación absoluta, libre giro de utilidades y distribución de dividendos sin el más mínimo control, a pesar de todo esto, el ENARGAS confirma al período 2016-2018 como el segundo peor período en expansión de red de gas domiciliario luego del crítico 2001-2003.

Y confirma también que la incorporación de usuarios residenciales cayó 32% respecto del mismo período anterior (segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner). En cantidades, Macri en tres años de gestión incorporó 152.678 usuarios residenciales menos. Al contrastar 2016-2018 con los anteriores períodos kirchneristas los valores son: -44% sobre 2010-2012; -48% sobre 2007-2009 y -38% sobre 2004-2006 (primeros tres años genuinos de Néstor Kirchner).

(*) Entre ellas: a) Asistencia económica transitoria por 3.450 millones de pesos (entonces 218 millones de dólares) en diciembre de 2016 para «solventar las inversiones obligatorias» comprometidas con el ENARGAS, todo a «cuenta de la Revisión Tarifaria Integral» (Resolución 312 – E/2016); b) Resolución 97/2018 que aprobó la financiación en tres cuotas más intereses del 25% de las facturas de gas del invierno, conocido como «Programa de Financiamiento de Consumos Invernales de Gas Natural»; c) El aval del ente a la estafa del gas combustible doblemente facturado por las distribuidoras (que derivó en una denuncia ante el Poder Judicial); d) Resolución 508 del 29 de diciembre de 2017, normativa mediante la cual el Estado se comprometió a compensar a las distribuidoras por su costo de operación del gas no contabilizado (gas consumido por las propias empresas en la operación de sus redes); y e) Traslado al Tesoro Nacional de la deuda contraída con las productoras derivada de la dolarización del precio del gas en la tarifa y la mega-devaluación de 2018.

Fuente: ámbito.com

También te puede interesar