Economía

EL S&P MERVAL ANOTÓ SU TERCERA SUBA AL HILO; PERO BONOS SE HUNDIERON HASTA CASI 9%

El panel líder de BYMA ganó 1,7% a 29.114,77 unidades. En tanto, los bonos nominados en dólares retrocedieron en línea con la nueva disposición del BCRA, pero sobre todo luego de tres duros informes sobre la deuda argentina por parte de tres entidades internacionales.

En medio de la profunda crisis financiera, la bolsa porteña anotó su tercera alza consecutiva este jueves, una tendencia diametralmente opuesta al segmento de renta fija, donde los bonos en dólares volvieron a ser castigados, y perdieron en algunos casos hasta casi 9%, un día después de que Banco Central reforzara los controles cambiarios para frenar la huida de divisas.

Con un fuerte impulso de las acciones energéticas aunque con limitado volumen, el índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) avanzó un 1,7%, a 29.114 unidades, a pesar de la marcha negativa que mostraron los ADRs argentinos en Wall Street.

«Si la bolsa local no finalizó en baja, fue más que nada por las importantes ganancias que registraron dentro del panel líder los papeles del sector de energía», comentó un analista.

En ese marco, las principales alzas fueron anotadas por las acciones de Transportadora de Gas del Norte (+14,6%); Edenor (+9,3%); y Transener (+8%).

El balance general de empresas arrojó 80 alzas y 18 bajas, con ocho acciones sin cambios. El volumen negociado en acciones alcanzó apenas los $484,3 millones.

En cambio, la mayoría de los papeles argentinos cotizantes en Wall Street terminaron el día con importantes retrocesos, como fue el caso de Supervielle (-5,2%); IRSA (-3,6%); y Cresud (-3,4%); y Galicia (–2%).

«Frente a los buenos precios que se ofrecen en la Bolsa, los inversores optan por permanecer indecisos, pero expectantes. Si bien existe riesgo, no olvidemos que las acciones ya lo tienen incluido en su precio y ante algún signo positivo reaccionan rápidamente», comentó el analista Héctor Tavares.

Riesgo país y bonos
En la plaza local, los bonos nominados en dólares retrocedieron hasta casi un 9%, en línea con la nueva disposición del BCRA, pero sobre todo luego de tres duros informes sobre la deuda argentina por parte de tres entidades internacionales.

«Merrill Lynch, JP Morgan, y Moody trazaron una perspectiva negativa sobre los activos financieros argentinos, ante la probabilidad de un default», algo que condicionó la performance de los bonos, comentó un analista.

En ese sentido, las bajas más elocuentes las registraron el Bonar 2020 (-8,9%); el Discount bajo ley argentina (-4,8%); y el Bonar 2024 (-4,4%).

El BCRA dispuso en la noche del miércoles una normativa para limitar la especulación en el mercado cambiario con la compra y venta de títulos públicos a diferentes cotizaciones (operación denominada «rulo»).

Al respecto, la Comisión Nacional de Valores (CNV) dictaminó este jueves que los instrumentos negociables acreditados no podrán ser transferidos para cubrir la liquidación por cinco días hábiles a partir de la acreditación.

Con esta decisión, se limitan las transacciones del dólar MEP y del contado con liquidación (CCL), con la cual se compran activos en pesos y se liquidan en dólares en el exterior.

Por último, el riesgo país, elaborado por el banco JP.Morgan, subía 41 unidades, a 2.102 puntos básicos.

También te puede interesar