Subió 33  y cerró a 38,92 pesos.

El dólar subió 33 centavos y finalizó en 38,92 pesos. El tipo de cambio mayorista aumentó 30 centavos y terminó en 37,82 pesos. El Banco Central volvió a bajar las tasas de interés de las Leliq de 48,8 a 47,5 por ciento y participó en el mercado con una subasta para comprar 25 millones de dólares. La divisa se acercó al piso de la banda cambiaria, el cual se ubica 22 centavos por encima de la cotización del dólar mayorista. El dólar no reaccionó únicamente por los estímulos del Central sino que el clima financiero internacional se mostró algo más hostil. Los países emergentes perdieron en las bolsas y los activos argentinos no fueron la excepción. Hubo empresas como YPF que perdieron hasta 4 por ciento en la bolsa de Nueva York. El riesgo volvió a subir a 668 puntos y se acerca nuevamente a la zona de 700 unidades.

Los analistas internacionales no se ponen de acuerdo respecto de las tendencias para la Argentina y los países de la región. Existen interpretaciones para todos los gustos. El Bank of America Merrill Lynch es uno de los pesimistas. Difundió informes en los que asegura que los inversores deberían tomar coberturas porque la suba de enero de las acciones y los bonos en economías en desarrollo no continuará. Distinto es el caso de Pimco, uno de los administradores de fondos más importantes del mundo, que ubica a la Argentina y Brasil entre los países con fuerte potencial este año.

Los analistas locales, más allá que hagan apuestas para un lado y el otro, coinciden que la tendencia del flujo de capitales hacia los países emergentes en los próximos meses definirá gran parte de la suerte argentina este año. El dato que muestran es simple pero concreto. El índice ETF que sigue la evolución de las acciones de países en desarrollo empezó a mostrar caídas desde el miércoles, tras una buena performance desde inicio de año. La caída coincide con el retroceso de la bolsa porteña y la baja en el precio de los bonos esta semana, lo que volvió a ubicar el riesgo país por encima de los 650 puntos. Las agencias de bolsa porteñas aseguraban hasta la semana pasada que el riesgo país iba a romper la barrera de los 600 puntos.

La caída de las acciones locales fue ayer de 2,2 por ciento si se la mide en pesos (y de más de 3,0 por ciento si se la mide en moneda dura). La toma de ganancias de algunos inversores puede explicar parte de esta baja pero la mayor parte de la caída se debe a la situación internacional. Los activos emergentes tuvieron una mala performance desde la mitad de esta semana y ayer volvieron a bajar 1,0 por ciento. En la agencia de bolsa Puente explicaron que los cambios de humor se asocian a Estados Unidos. “Hay un entorno de mayor cautela ante la falta de un acuerdo para resolver el cierre parcial del presupuesto del Gobierno de Estados Unidos y la falta de avances significativos en las negociaciones comerciales de Trump con China”.

Las reservas internacionales del Banco Central finalizaron en 66.974 millones de dólares, con una caída de 21 millones. La autoridad monetaria decidió ayer disminuir el ritmo de compras de divisas de 75 a 25 millones de dólares, pese a que la divisa cotizó por debajo del piso de la banda cambiaria. En las jornadas previas venía comprando a un ritmo de 75 millones diarios. La entidad, no obstante, volvió a bajar la tasa de interés en casi un punto y licitó 180 mil millones de pesos en Leliq.

Fuente: Pagina 12

También te puede interesar