Economía

EDESUR: COBRA MÁS, PERO NO SATISFACE

Objeto social: “Distribución y comercialización de energía eléctrica”.

Al escribir estas líneas, domingo a mediodía y pasadas pocas horas del primer día de calor de la temporada veraniega 2018/19 (>30º), la empresa reportaba más de una veintena de cortes en el suministro eléctrico, que afectaban a poco más del 1% de sus usuarios (su hermana al norte hablaba de sólo 0,17% de afectados). Si bien en el pasado podía escudar los “cortes” tras los incumplimientos del Estado, y la readecuación tarifaria última no la satisface enteramente (de hecho esto es el centro de su mensaje en las “perspectivas”), los u$s660 millones (dólares libres) que percibe en estos nueve meses por la venta de sus servicios (desde 2002 sólo superados por los u$s797 millones del nonameste 2017) difícilmente la dejen bien parada ante la sociedad. Estamos hablando de una empresa que desde el 2000 ganó dinero (el ROE promedio simple nonamestral es de 1,93%), aunque es justo reconocerlo, no en la medida de lo económicamente razonable (desde 1990 el ROE promedio autorizado en los EE.UU. para las eléctricas y gasíferas ha venido cayendo de un 13% al actual 9,7-9,2%, promediando 10%; para ella desde 2000 hablamos de un ROE de 1.93%), si bien en estos nueve meses su ROE, 54 por ciento, fue el tercero mayor del siglo.

Claro que esto tiene que ver en parte con que en septiembre de 2001 reportaba un patrimonio equivalente a u$s (libres) 2.183 millones y hoy apenas supera los u$s21 millones. En lo que es la faz “industrial”, la vemos comprando 13.876 GWh, 3.5% más que doce meses antes y facturando 11.211 GWh (sin energía por peaje), 10,4% menos (esto último vinculable al panorama recesivo). Al final del contable la vemos con un neto de $472.971.000, que como proporción de los ingresos, 1,74%, está lejos de la media de 5,92% de los años ganadores en lo que va del siglo, sugiriendo que es mucho lo que le queda por hacer internamente.

  Fuentes: ámbito.com

También te puede interesar