Economía

DEUTZ NIEGA SÓLO EL CIERRE DE UNA DE SUS PLANTA AUNQUE DA POR HECHO EL CIERRE DE LA OTRA

Ayer se conoció que la empresa que fabrica motores y tractores bajará sus persianas en los primeros meses del año. De las dos plantas que finalizarían la actividad la empresa negó el cierre de uno.

Ayer se conoció que Deutz AGCO, una histórica fábrica de motores y tractores bajará sus persianas en los primeros meses del año. Como consecuencia, habrá 190 trabajadores de la localidad de General Rodríguez y Haedo que quedarán en la calle. La caída de ventas en el sector junto con altos costos financieros y elevados impuestos, serían las principales causas de la decisión.

Sin embargo, desde la firma AGCO Argentina SA negaron “de forma terminante” las versiones acerca del cierre de su planta en General Rodríguez. Lo hicieron mediante un comunicado en el que ni siquiera mencionan la planta de Haedo. Por lo que se desprende que será la única planta de la empresa que bajará sus persianas y 70 empleados quedarán en la calle.

“En relación a versiones publicadas sobre el supuesto cierre de su planta de General Rodríguez, AGCO Argentina SA niega las mismas en forma terminante y ratifica la continuidad de sus operaciones en la Argentina, en general, y en la mencionada planta industrial, en particular”, señalan en el texto.

Asimismo, detallan: “El plan de inversiones de la compañía en la Argentina para el año 2019 prevé la producción de dos nuevas series de tractores para sus marcas Massey Ferguson y Valtra, innovaciones en Industria 4.0, implementación de Google Glass que ayudará a seguir garantizando la calidad de nuestros productos, entre otras mejoras en logística e infraestructura”.

Por último informa que la firma continuará invirtiendo y trabajando en nuevas soluciones para el campo argentino, “como la producción local de nuevos motores electrónicos más eficientes en el consumo de combustibles, las que contribuirán a mejorar la productividad y la sustentabilidad del complejo agroindustrial”.

Deutz es una compañía alemana con 134 años de historia en el país. La misma comenzó como empresa proveedora de energía y más tarde se especializó en la producción de los tractores Valtra y Massey Ferguson, y motores diesel.

Desde 2012, las plantas de Deutz operan en alianza con la autopartista Carraro Argentina. El proceso de suspensión de personal y despidos comenzó en 2016, cuando contaba con 350 operarios. En 2012, Carraro y Deutz anunciaron una inversión de 100 millones de pesos para aumentar la producción debido a un incremento en la demanda de maquinaria agrícola. Siete años después, la compañía cerrará de manera definitiva.

También te puede interesar