Política

DESPUÉS DEL FRACASO, OTRA CONVOCATORIA

Tras el fallido inicio de la paritaria bonaerense, el llamado del Gobierno a los maestros es a una mesa de discusión que excluye la negociación salarial. La Ctera advirtió que es en el marco del decreto que derogó la paritaria federal, al que impugnaron por ilegal.

Horas después del fracaso de la primera reunión paritaria con los maestros bonaerenses, el gobierno nacional resolvió convocar para el lunes a los gremios docentes “a la mesa de convenio marco”, el devaluado espacio al que Cambiemos redujo lo que antes era la paritaria federal. Se trata de la instancia que Mauricio Macri creó hace un año por decreto y de la que queda excluida la negociación salarial.

La convocatoria fue difundida ayer a la tarde por el Ministerio de Educación. La cartera a cargo de Alejandro Finocchiaro llamó a participar a los dirigentes de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), la Unión Docentes Argentinos (UDA), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET). Los gremios aclararon que no se trata de una convocatoria a paritarias, que es lo que vienen reclamando desde la derogación decretada por el macrismo.

“Es una convocatoria en el marco del decreto 52/2018 que derogó la paritaria nacional docente, decreto que ya hemos rechazado e impugnado por ilegal”, dijo a PáginaI12 Sonia Alesso, titular de Ctera. Alesso adelantó que la Ctera tendrá una reunión interna el lunes a la mañana y allí definirá su postura. Por su parte, la UDA consideró positivo el llamado y recordó que –pese a que Finocchiaro intenta desligar a la Nación de las escuelas y los docentes, a los que considera exclusiva responsabilidad de las provincias– tiene a cargo el Fondo de Incentivo Docente y el fondo compensador para las provincias.

El llamado de Educación se produjo un día después del fallido inicio de las negociaciones salariales bonaerenses. La primera reunión paritaria del año en la provincia quedó suspendida sin fecha de reinicio, después de que los funcionarios propusieron que, durante el primer trimestre de 2019, haya aumentos mensuales iguales a la inflación registrada por el Indec; y que, durante el resto del año, haya aumentos trimestrales según el mismo índice.

Los sindicalistas del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) plantearon que, para discutir el salario de 2019, el Gobierno primero debía compensar con un incremento la pérdida salarial que los maestros sufrieron el año pasado. Ese número ronda el 15 por ciento, que es la diferencia entre el aumento del 32 por ciento cerrado por decreto de Vidal –sin acuerdo paritario– y el 47,6 de la inflación oficial registrada en 2018.

“La propuesta tiene que ser complementaria respecto de la pérdida del poder de salario del 2018. Nosotros exigimos este reconocimiento en cuanto a la pérdida salarial y esperamos que el gobierno lo tome y pueda darnos una respuesta en este sentido”, sostuvo Mirta Petrocini, de la FEB. “Volvemos a manifestar que el 6 de marzo queremos comenzar las clases con un salario digno, que dé cuenta de una economía familiar con un alto índice inflacionario”, agregó.

Por ahora, el gobierno bonaerense no parece haber registrado el reclamo de los gremios docentes. Luego de que los dirigentes sindicales rechazaran de plano la propuesta oficial, Gabriel Sánchez Zinny, director de Educación, interpretó que la oferta oficial tuvo buena acogida. “Me parece que fue bien recibida la propuesta por parte de los docentes”, dijo el titular de la cartera educativa del gobierno de Vidal, pese al tenso encuentro del miércoles por la tarde en el Ministerio de Economía, en La Plata.

No fue la única contradicción entre los hechos y el discurso oficial. Durante el debate, el funcionario rechazó el planteo de los gremios con respecto a la inclusión del recupero del poder adquisitivo 2018. Sin embargo, ayer el propio Sánchez Zinny dijo que reconocía la necesidad de saldar esa diferencia. “Los líderes gremiales hablaban de 2018. Nos pareció bien y vamos a analizar los números que nos dejaron” porque “hay que mantener el poder adquisitivo de los docentes”.

Un escenario de negociación similar al bonaerense se prevé en la Capital. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) anunció que le pedirá al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la reunión del próximo miércoles 20 de febrero, que la propuesta salarial de este año incluya una recomposición salarial del 13,6 por el 2018.

Fuente: Página 12

También te puede interesar