El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, firmó un decreto para prohibir el ingreso a la provincia o expulsar a extranjeros condenados, con antecedentes penales o con condenas no firmes. La medida, que hace recordar a las expulsiones de homeless que cometía Antonio Bussi en Tucumán, consiste de cuatro artículos, y los fundamentos. “Estas políticas deben prever los criterios de admisión y expulsión de los extranjeros, ejerciendo dicha prerrogativa en un ámbito de sometimiento a los derechos de los extranjeros”, sostiene.

El decreto avanza incluso sobre la presunción de inocencia, al decidir la expulsión de extranjeros que recibieron condenas que aún no están firmes. Y también sobre los que cuentan con antecedentes penales, lo que discrimina a las personas que tienen condenas cumplidas.

Por otro lado, sostiene que “la realidad actual de la Provincia de Chubut demuestra que el aumento del número de delitos está relacionado con la presencia en el territorio de ciudadanos extranjeros”, sin ofrecer ningún dato concreto, ningún estudio ni estadística que respalden la información.

El ministro de Gobierno de la provincia, Federico Massoni, sostuvo que la medida se justifica por un aumento del ingreso de extranjeros que se registró en la provincia «en los últimos seis meses», especialmente de «Venezuela, Colombia, Paraguay y Bolivia». «Se demuestra que el aumento del número de delitos está relacionado con la presencia en el territorio de ciudadanos extranjeros. Los chubutenses no podemos permitir la delincuencia importada ni de ningún tipo en nuestro territorio», lanzó en declaraciones a TN.

El funcionario dijo que instruyó a la policía para realizar «un control exhaustivo en todos los ingresos que se realicen en vehículos privados y de pasajeros a través de las rutas nacionales 40 y 3», las dos principales vías terrestres de ingreso a la provincia.

Fuente: Página 12

También te puede interesar