Política

CRISIS EN OBRA SOCIAL DE LAS FF.AA. POR AYUDA FINANCIERA SIN RESPALDO EN PRESUPUESTO.

NUEVAS CRÍTICAS A LA CONDUCCIÓN POLÍTICA DE LA OBRA SOCIAL CASTRENSE.

Por Edgardo Aguilera
El Directorio del Instituto de Obras Sociales de las Fuerzas Armadas (IOSFA) cuestionó la decisión de Pedro Barrios, presidente, designado por Oscar Aguad, de ofrecer créditos al personal civil con fondos de los afiliados. El Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas (IOSFA) es una obra social estatal que brinda servicios a las Fuerzas Armadas (Ejército Argentino, Armada Argentina y Fuerza Aérea Argentina), y de Seguridad (Prefectura Naval Argentina y Gendarmería Nacional).

Días antes del fin del ejercicio 2018, Barrios, un colaborador del ministro de Defensa durante la campaña a gobernador de Córdoba, firmó la Disposición DI-154-2018 por la cual aprobó el otorgamiento de “ayuda financiera” (préstamos) a los agentes civiles que trabajan en el organismo de asistencia social de los uniformados. Permite que cualquier empleado civil pueda solicitar un crédito de hasta el 30 por ciento de su sueldo pagadero en 6 cuotas mensuales consecutivas. En los considerandos, Barrios justifica la medida en la necesidad de “contribuir con el desarrollo social y humano de los trabajadores y fortalecer el compromiso de los empleados para con el IOSFA”. “Nadie puede estar en contra de un objetivo de esa naturaleza pero no se tomaron las medidas para incluir en el Presupuesto 2019 del organismo la previsión de fondos orientados a esos créditos”, dijo a este diario un vocero del directorio. “Este gobierno hizo de la transparencia en el manejo de los fondos públicos, una cruzada”, “no vemos cómo se fondearán esos créditos si no se tuvo en cuenta la contingencia para 2019”, apuntaron las fuentes.

El directorio está integrado por; general de brigada ( R) José Figueroa, general de brigada (R) Claudio Amieva Correa, coronel (R) Leonardo Durandeu, contraalmirante Juan Palermo, contraalmirante Germán Cibeira, comodoro mayor (R) Fernando Bruno, comandante mayor (R) Adalberto Ferreyra, prefecto general (RS) Rubén Pedretti, doctora María Dramis y doctora Mónica Garregnani.

El directorio tomó conocimiento de manera casual y accidental de la Disposición de marras. Barrios no publicó la decisión como Acto Administrativo, trámite que es de rigor para validar las iniciativas frente al pleno del Directorio y beneficiarios de la obra social. Los integrantes cuestionaron el procedimiento inconsulto y autónomo adoptado por el presidente, una práctica que ya había criticado por nota el general Figueroa a propósito de otra iniciativa que tampoco abrió a los miembros del directorio: separar a los militares de la gestión de su propia obra social.

La creación del IOSFA es el resultado de la fusión entre las obras sociales de las tres fuerzas con el objetivo de “conformar una red de servicios integradora, que articule y garantice la cobertura médico asistencial y social, adoptando los principios de equidad y solidaridad en el acceso a las prestaciones”, dice el sitio oficial.

El conflicto que generó Barrios por el apartamiento de los militares en la administración del IOSFA trascendió a las redes sociales. Por caso, el economista José Luis Espert tuiteó: “dejen a los militares tranquilos con su obra social. Los han arruinado demasiado durante años como para encima arruinarles la obra social. Todo para darle cargos y negocios a los amigos de Aguad”.

El ministro de Defensa colocó bálsamo temporario en la herida abierta por su delegado en el IOSFA. Se puso del lado del electorado; dio instrucciones a los cuatro jefes militares para que comuniquen a sus cuadros que el personal militar seguirá trabajando en la obra social. En clima electoral la prudencia política para no defraudar al votante tuerce decisiones, claro, expiran el día después del sufragio.

En sendos radiogramas fechados el último martes, la cúpula militar calmó el mal humor castrense y de los familiares afiliados. La marcha atrás de Aguad se lee con un mismo formato: “El ministro de Defensa ha ratificado que personal militar continuará prestando servicios en el IOSFA, como históricamente lo ha hecho, y su designación será realizada a propuesta de cada fuerza, en coordinación con las autoridades de dicho instituto, de acuerdo a los perfiles establecidos y a la normativa vigente”. Rompió el molde el texto del jefe aeronáutico Enrique Amreim, agrega: “a los efectos que dicho personal participe y coopere en las labores diarias del mismo”. La frase no cayó bien, “nuestro objetivo fue siempre administrar y conducir la gestión, tener el control de la obra social que nos pertenece por derecho propio”, es bien distinto de “cooperar o participar” explicó un aviador.

Fuente: ámbito.com

También te puede interesar