Destacados

CALÓ DICE QUE LOS METALÚRGICOS PERDIERON 70 MIL PUESTOS DE TRABAJO EN LA ERA MACRI

El titular de la UOM señaló que ya se destruyeron 70 mil empleos en la actividad y que todavía hay 20 mil suspendidos, cuyo destino es incierto. Además dijo que Macri debería agradecerle a la CGT la gobernabilidad.

El secretario General de la UOM y extitular de la CGT, Antonio Caló, se refirió a la situación de la industria, a la CGT y a la relación que la central obrera mantuvo con la gestión de Mauricio Macri en estos 4 años de gobierno de Cambiemos.

El referente enfatizó que la industria metalúrgica fue muy vapuleada en los últimos cuatro años y precisó que la crisis se cobró 70 mil puestos de trabajo en el sector, además de 20 mil trabajadores suspendidos cuyo destino aún es incierto.

«Acá la más grande fue la Metalúrgica Tandil, pero en toda la Argentina en los últimos cuatro años perdimos miles de puestos, tenemos la esperanza de que el próximo gobierno pueda revertir esta difícil situación. Toda la industria nacional ha perdido», sentenció en conversación con El Eco de Tandil

El sindicalista explicó que el favorecimiento a las importaciones fue en desmedro de las fabricaciones nacionales, que debido a la gran presión impositiva no puede competir con otros productos. «Este Gobierno apostó a que se compre lo importado que es más barato que lo nacional, y no se puede competir porque las cargas impositivas son el 50 por ciento del valor del producto cuando en China no les cobran impuestos y entonces pueden vender barato», graficó.

Preguntado sobre la inacción criticada desde diversos ámbitos a la cúpula sindical argentina nucleada en la CGT, Caló sostuvo que «se acompañó la gobernabilidad» y señaló que «la CGT cuando tuvo que hacer paro lo hizo».

«Si yo fuese el presidente Macri llamaría a la CGT y agradecería la gobernabilidad. No supieron aprovechar la gobernabilidad que les dieron los trabajadores, creyeron que se la daban los mercados, los bancos, pero se la dio el movimiento obrero», completó.

También indicó que luego de las PASO los secretarios generales de los principales sindicatos se reunieron para «garantizar la paz social» en la eventual transición de gobierno tras la victoria de Alberto Fernández en los comicios. «Tiene que cambiar el gobierno, Argentina está gravemente enferma, el 35 por ciento de la gente está por debajo de la línea de pobreza. Nos jactamos de que producimos alimentos para 400 millones de habitantes y no le podemos dar de comer a 40 millones de argentinos, entonces algo hicimos mal todos. De aquí en adelante no tenemos que volver a equivocarnos para que todos puedan tener un plato de comida», concluyó.

Fuente: Info Gremiales

También te puede interesar