Economía

ARGENTINA ES EL SEXTO PAÍS CON MÁS INFLACIÓN DEL MUNDO

El dato se desprende del informe Perspectivas Económicas Mundiales que elabora el Fondo. Son tan solo 17 los países en el mundo (menos del 10% del total) los que registrarían un aumento en los índices de precios de dos dígitos.

El proyecto de blanqueo laboral que presentó el senador nacional de Cambiemos por San Juan, Roberto Basualdo, comenzó a debatirse este martes en un plenario de comisiones de la Cámara alta. Sin embargo, la discusión alrededor de la iniciativa oficialista pasó a un cuarto intermedio por lo que la semana que viene se retomará la discusión en la Cámara Alta.

Tal como como había anticipado ámbito.com, la reunión conjunta de las comisiones de Trabajo y Previsión Social, y de Presupuesto y Hacienda, se desarrolló en el Salón Atrio. Allí se esperaba la presencia de representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT), quienes finalmente declinaron la invitación.

En cambio, quienes sí dieron el dieron el presente fueron las autoridades de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que se acercaron hasta el Senado para interiorizarse de la iniciativa.

El proyecto de blanqueo laboral titulado «regularización del empleo no registrado, lucha contra la evasión en la seguridad social y registración laboral» fija un plazo de plazo de 365 días corridos desde la entrada en vigencia de la norma, para los empleadores registren la relación laboral con sus trabajadores en negro.

«Los empleadores que regularicen relaciones laborales en los términos del presente régimen gozarán de una condonación del cien por ciento 100% de la deuda por capital, intereses, multas y punitorios», garantiza el proyecto.

A su vez, los empleados podrán «computar hasta 60 meses de servicios con aportes o la menor cantidad de meses por la que se los regularice».

«Dichos meses serán calculados sobre un monto mensual equivalente al promedio del salario básico inicial del Convenio Colectivo de Trabajo aplicable a la relación laboral, a fin de cumplir con los años de servicios requeridos por la ley», añade la norma propuesta.

En cuanto a las sanciones previstas para el empleador que transcurrido el plazo de exención no haya registrado a sus trabajadores, se fija la obligación del pago de «una indemnización equivalente al 25% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente al momento del reconocimiento de la falta de registro, por cada período mensual no registrado o el que proporcionalmente corresponda».

El proyecto presentado por Basualdo es parecido al que el Poder Ejecutivo había presentado en abril del año pasado, cuando la reforma laboral llegó al Congreso dividida en tres partes, pero no prosperó por la resistencia de la oposición y de los gremios.

En esta oportunidad el oficialismo confía en que las negociaciones de dirigentes de la CGT con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, podrían abrir camino a la reforma, de tal forma que llegue a buen puerto y no naufrague en el intento.

Fuente: Página 12

También te puede interesar